Archivo de Público
Viernes, 12 de Diciembre de 2008

El 'pin-up' se queda húerfano

Bettie Page, icono del género, fallece a los 85 años

PÚBLICO.ES ·12/12/2008 - 10:49h

BETTYPAGE.COM - Betty Page, en una de sus fotografías para 'Playboy'.

Aunque muchos desconozcan su nombre, su rostro y muchas otras partes de su anatomía forman parte de la representación colectiva del siglo XX. Bettie Page, la secretaria que se convirtió en modelo y en icono del pin-up, falleció la noche del jueves en Los Ángeles a la edad de 85 años.

Tras un ataque al corazón, Page llevaba inconsciente una semana, hasta que su familia acordó desconectar las máquinas que la mantenían con vida, según recoge Variety. Antes del ataque, ya llevaba tres semanas hospitalizada a causa de una neumonía.

Su agente, Mark Roesler, resumió su importancia en una frase: "Ella capturó la imaginación de una generación de hombre y mujeres con su espíritu libre y su descarada sensualidad", puede leerse en la web oficial de la pin-up. "Era la encarnación de la belleza".

Del escritorio al bondage

Aunque el género del pin-up había nacido prácticamente con el siglo XX, Betty o Bettie consiguió que prácticamente se identificara con ella cuando se convirtió en su rostro más conocido a partir de la década de los 50.

En el primer año de la década, el policía y fotógrafo aficionado Jerry Tibbs se fijó en ella y juntos produjeron el primer book de Page como pin-up. Ese trabajo le permitió abandonar su trabajo de secretaria y saltar al círculo profesional de la mano de Cass Carr. La falta de inhibición de la joven la hicieron muy conocida en el mundillo de la fotógrafía ya en 1951. Su característico corte de pelo se convirtió en marca de la casa ese mismo año.

La polémica revoloteó en torno a su carrera desde los primeros momentos. En 1955 fue una de las primeras playmates de Playboy. El desplegable central de la revista y sus controvertidos posados en actitud sado-masoquista la pusieron en boca de todos. El propio Hugh Heffner ha reconocido su importancia: "creo que era una mujer muy notable, una figura icónica de la cultura popular que ha influenciado la sexualidad y el gusto en la moda, alguien con un tremendo impacto en nuestra sociedad".

La carrera de la modelo fue tan breve como intensa. A finales de la década de los 50 se apartó de los focos por motivos poco claros. Hay quien lo atribuye a la muerte de un joven en una sesión de bondage supuestamente inspirada en los trabajos de Page declarados ilegales durante muchos años en Estados Unidos. Sin embargo, parece ser que la razón principal fue su conversión al cristianismo.

Su desaparición fue total: "no quiero que me fotografíen con mi avanzada edad", explicó en una entrevista en 1998. "Me siento igual que con las viejas estrellas de cine; me pone triste. Quiero recordarles cuando eran jóvenes".