Archivo de Público
Viernes, 12 de Diciembre de 2008

Matanza de civiles en un restaurante de Irak

El atentado suicida en la ciudad kurda de Kirkuk es el más sangriento desde junio

REUTERS ·12/12/2008 - 08:00h

Marwan Ibrahim/ AFP - Traslado de las víctimas del atentado.

Un suicida causó ayer la muerte de 46 personas en la ciudad de Kirkuk, en el norte de Irak. El terrorista activó los explosivos que portaba en el interior de un restaurante donde se celebraba la festividad musulmana del Sacrificio (Eid al-Fitr).

El establecimiento se encontraba abarrotado y contaba con la presencia de miembros del Gobierno local de Kirkuk, una ciudad de mayoría kurda pero con muchos residentes árabes y turcomanos.

La explosión causó más de un centenar de heridos. Se trata del peor ataque en Irak desde el camión bomba que mató a 63 personas en Bagdad el 17 de junio. El norte de Irak ha sido una de las zonas menos violentas del país desde la invasión liderada porEstados Unidos en 2003.

Kirkuk queda fuera de los límites de la región autónoma kurda, pero su control está muy disputado con el Gobierno central, sobre todo, por las reservas de petróleo que se encuentran en la zona.

Restaurante abarrotado

El restaurante Abdulá, situado a diez kilómetros al norte deKirkuk era muy frecuentado por los mandatarios locales. Al coincidir con uno de los cuatro días festivos de Eid al-Fitr había muchas mujeres y niños en el establecimiento.

"Tras tomarnos la taza de té hubo una gran explosión. Cuando salimos corriendo vimos cuerpos de mujeres y civiles en el suelo", declaró uno de los testigos a Reuters.

El caos se trasladó después al hospital, donde se combinaban los gemidos de los heridos y los llantos de los familiares.

Las Fuerzas de Seguridad iraquíes, acompañadas por las estadounidenses, sellaron la zona del atentado. Las tropas iraquíes están tomando cada vez más responsabilidad en la seguridad de las calles cara a la retirada de las tropas estadounidenses del país, prevista para finales de 2011.