Archivo de Público
Jueves, 11 de Diciembre de 2008

Detenidas 6 personas con 426 kilos de hachís escondidos en Cerdanyola

La Policía Nacional ha detenido a seis supuestos narcotraficantes que escondían 426 kilos de hachís almacenados en cuatro garajes de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), desde donde los distribuían al resto de España y a otros países europeos

EFE ·11/12/2008 - 11:37h

La Policía Nacional ha detenido a seis supuestos narcotraficantes que escondían 426 kilos de hachís almacenados en cuatro garajes de Cerdanyola del Vallès (Barcelona), desde donde los distribuían al resto de España y a otros países europeos.

Según ha informado la Policía, los detenidos, cinco de ellos de origen marroquí y uno español y con edades comprendidas entre 20 y 31 años, están acusados, según los casos, de un delito contra la salud pública, tráfico ilícito de vehículos, falsedad documental y receptación.

La investigación policial se inició en febrero pasado en Sabadell (Barcelona), cuando los agentes detectaron la presencia de un grupo de magrebíes que supuestamente se dedicaban a la compraventa de vehículos de importación.

A raíz de estas pesquisas, los agentes descubrieron que este grupo, que empleaba muchas precauciones para evitar ser descubierto, también se dedicaba supuestamente al tráfico de hachís a gran escala.

Precisamente, para evitar que se les pudiera seguir el rastro, los cinco ciudadanos magrebíes se trasladaron a Cerdanyola, donde en un sólo día alquilaron tres viviendas en distintos puntos de la ciudad.

No obstante, los agentes consiguieron identificar al cabecilla del grupo, que viajaba de forma frecuente al poblaciones del sur español como Almería, Sevilla o Cádiz, así como a la costa levantina, como en Castellón, para recoger el hachís -procedente de Marruecos-, y llevarlo hasta Cataluña con vehículos con matrículas falsas.

Asimismo, se descubrió que el grupo también había alquilado un local en Cerdanyola a un ciudadano español al que también se vincula con la organización. Además, disponían de otros tres garajes donde almacenaban la droga y los coches.

Tras detener a los seis supuestos narcotraficantes, la Policía Nacional registró los cuatro almacenes, en los que se encontraron 426 kilos de hachís, una pistola del calibre 45 propiedad del ejército de Estados Unidos, 10 vehículos, 5.450 euros en efectivo y 41 placas de matrículas extranjeras, entre otros.