Archivo de Público
Jueves, 11 de Diciembre de 2008

La ONU amplía su lista negra

El comité antiterrorista del Consejo de Seguridad incluye a los cuatro sospechosos vinculados con los atentados de Bombay

EFE ·11/12/2008 - 10:33h

EFE - Ciudadanos paquistaníes queman una bandera india en protesta de la decisión de considerar a Jamaat-ud-Dawa como cobertura de grupos terroristas.

El comité antiterrorista del Consejo de Seguridad de la ONU ha aprobado incluir en su "lista negra" de personas sujetas a sanciones a cuatro individuos presuntamente vinculados con los recientes atentados en Bombay.

Según detalló la ONU, los cuatro forman parte del grupo separatista cachemir paquistaní Lashkar-e-Toiba (LeT) al que se responsabiliza del ataque que sufrió la ciudad india que comenzó el 26 de noviembre y en el que fallecieron 188 personas.

Los mencionados son el líder del grupo, Mohamed Saeed; el jefe de operaciones, Zaki-ur-Rehman Lakhvi; el responsable de su financiación, Haji Mohamed Ashraf; y Mahmud Mohamed Ahmed Bahaziq, uno de sus recaudadores y quien ha sido la cabeza de la organización en Arabia Saudí.

El comité también agregó a la organización educativa Jamaat-ud-Dawa (Jud), que es considerada por la India y algunos países occidentales como una cobertura del grupo terrorista. Además, sumó a varios nombres bajos los que operan las entidades Al Rashid Trust y Al Akhtar Trust Internactional, que presuntamente son canales para financiar las actividades de LeT.

Vinculaciones con Al Qaeda

El comunicado señala que los cambios en la lista del comité se efectuaron en virtud de la resolución 1.822 adoptada el pasado 30 de junio por el Consejo de Seguridad y después de que el gobierno paquistaní difundiera las identidades de los terroristas.

EEUU manifestó su satisfacción por la acción de las Naciones Unidas

La resolución reforzó el poder del comité para congelar los bienes y prohibir el viaje de individuos y entidades vinculadas con Al Qaeda y el régimen talibán.

El departamento de Estado de EEUU manifestó en un comunicado de prensa su satisfacción por la acción del comité de Naciones Unidas, que consideró "limitará la capacidad de reconocidos terroristas para viajar, adquirir armas y financiar, planear y llevar a cabo nuevos atentados".

Sujetos a sanciones

La adición de los cuatro miembros de Lashkar-e-Toiba a la "lista negra" de la ONU se produce después de que el Gobierno de la India instara el martes en un debate del Consejo de Seguridad a sancionar a todas aquellas personas o grupos relacionados con los atentados en Bombay.

El secretario de Estado de Exteriores indio, E. Ahmed, solicitó explícitamente en la intervención ante el máximo órgano que se proscribiera a Jamaat-ud-Dawa.

Islamabad ilegalizará a la entidad mientras encuentre pruebas de su implicación

Por su parte, Islamabad apuntó hoy que ilegalizará a la entidad si se encuentran pruebas de su implicación en el atentado de Bombay. Las autoridades indias acusan al grupo paquistaní de estar detrás de los 10 terroristas fuertemente armados que durante tres días sacudieron a la capital financiera del país.

Lashkar-e-Toiba se encuentra ya en la "lista negra" de la ONU desde 2005 por su vinculación con Al Qaeda y también está sujeto a sanciones por parte de EEUU y la Unión Europea.

Negación de acusaciones

Jamaat-ud-Dawa ha desmentido cualquier implicación con ese ataque y dijo que recurrirá la decisión de la ONU de incluirlo en su "lista negra" de grupos terroristas.

El líder de la organización explicó en rueda de prensa televisada desde la ciudad oriental de Lahore que su organización enviará una carta al comité antiterrorista del Consejo de Seguridad de la ONU para explicar su "punto de vista" y criticó las acusaciones vertidas en su contra.

"No tenemos nada que ver con el Lashkar-e-Toiba (LeT, grupo cachemir acusado por la India de la masacre en Bombay). La India siempre acusa de sus ataques a Pakistán, pero no tienen ninguna prueba todavía", dijo.

"No estamos implicados en los atentados de Bombay. No hay ninguna prueba contra nosotros. Si las hay, que no las hagan llegar, que iremos a un tribunal", demandó el líder del JuD y fundador del LeT.

Said agregó que el Jamaat-ud-Dawa tiene muchas escuelas coránicas y algunas universidades en Pakistán, por lo que si el Gobierno decide prohibir y clausurar la organización ello "supondrá una gran pérdida para mucha gente que está empleada".