Archivo de Público
Jueves, 11 de Diciembre de 2008

Autorización a EEUU en menos de 24 horas

PÚBLICO ·11/12/2008 - 08:00h

La visita urgente


El documento «muy secreto» 3329/02

El 10 de enero de 2002, el director general de Política Exterior de América del Norte del Ministerio de Exteriores, Miguel Aguirre de Cárcer, escribió una nota que de inmediato calificó de "muy secreta". Era el documento 3329/02, que el pasado 30 de noviembre reveló El País. En ella, Aguirre de Cárcer relata al ministro, Josep Piqué, y a su secretario de Estado de Exteriores, Miquel Nadal, que el consejero político-militar de la Embajada de EEUU en Madrid pidió verle "con urgencia". El motivo era grave: EEUU iba a iniciar "muy próximamente vuelos para trasladar prisioneros talibanes y de Al Qaeda desde Afganistán hasta la base de Guantánamo". Washington preveía que los vuelos se realizasen "sin escalas", pero en caso de que fuera necesario "un aterrizaje de emergencia", el Gobierno de Bush quería "disponer de autorización" del Ejecutivo de José María Aznar para "utilizar algún aeropuerto" español. Aguirre de Cárcer comentó a la autoridad americana que sería "preferible" que se empleasen las bases de Rota o Morón. La semana pasada, Exteriores aseguró que no se encontraba en los archivos del Ministerio la nota 3329/02.

Moncloa lo sabe

Cuidado con la opinión pública

De Cárcer, al día siguiente, el 11 de enero de 2002, informó por escrito a Javier Jiménez-Ugarte, secretario general de Política de Defensa, de las gestiones hechas con Piqué y Nadal, "lógicamente partidarios" de contestar "afirmativamente" a Bush. De Cárcer avisaba de que, si la prensa preguntaba, el Gobierno debía responder que no estaban previstas escalas pero que, si fueran necesarias, "se les autorizaría". La comunicación explicita que la petición de EEUU había llegado a Ramón Gil-Casares, principal asesor de Aznar en política exterior.

Sí a Morón y Rota

OK definitivo

El mismo 11 de enero, Manuel Calvo, presidente de la Sección Española del Comité Permanente Hispano-Norteamericano, dio su visto bueno final: "Se estima que el aeropuerto más discreto es el de la base de Morón y, alternativo, Rota". Todo el trámite había durado 24 horas.