Archivo de Público
Miércoles, 10 de Diciembre de 2008

Exteriores investigará a los funcionarios que ocultaron los informes de los vuelos de la CIA

Moratinos ha anunciado esta medida en el turno de réplica de su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso para informar del tránsito de vuelos a Guantánamo por territorio español

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·10/12/2008 - 23:34h

MARTA JARA - El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, antes de su comparecencia en la Comisión de Exteriores.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, ha ordenado hoy investigar a los funcionarios del Gobierno que hicieron desaparecer los informes en los que se probaba que el anterior Gobierno de José María Aznar autorizó escalas en España de vuelos militares de Estados Unidos rumbo a Guantánamo .

Moratinos ha anunciado esta medida en el turno de réplica de su comparecencia ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso para informar del tránsito de vuelos de la CIA por territorio español.

El ministro ha asegurado que uno de los funcionarios que deberá dar explicaciones es el ex director general de Política Exterior para América del Norte, Miguel Aguirre de Cárcer, autor del escrito fechado el 11 de enero de 2002 en el que se constaba el permiso para las escalas en bases españolas de los aviones estadounidenses.

Depurar responsabilidades

Tanto este informe secreto, como otros de Exteriores y del Ministerio de Defensa, han desaparecido de los archivos en donde deberían estar custodiados, infracción por la que -ha añadido- se deben depurar responsabilidades.

Según Moratinos, Aguirre de Cárcer "tendrá que responder" como cualquier funcionario por el extravío de documentos oficiales, una vez finalizada la investigación en la que se ha confirmado que su escrito no está en Exteriores ni en Presidencia del Gobierno, ya sea en papel o en soporte electrónico.

El titular de Exteriores ha confesado que hasta que el diario El País publicó el informe, no había "duda sobre la honestidad y buena profesionalidad" de Aguirre, nombrado embajador en misión especial para Asuntos de Desarme por el Consejo de Ministros el pasado 21 de noviembre.

El PNV e IU han criticado que no haya habido todavía destituciones

Moratinos ha reseñado que Aguirre de Cárcer reconoció por escrito que "al menos" una copia de su documento quedó depositada en el archivo de su dirección general, además de quedar recogida en "una salida en el registro electrónico" de este departamento.

Ha reconocido no saber si los documentos se perdieron cuando llegó el PSOE al Gobierno en abril de 2004 o cuando Josep Piqué dio el relevo a Ana Palacio al frente de Exteriores en julio de 2002. "No lo sabemos", ha admitido Moratinos.

Investigación "objetiva"

La investigación interna la dirigirá la subsecretaria de Asuntos Exteriores, María Jesús Figa, que deberá resolver si hubo negligencia en la custodia de los escritos.

"Haremos las cosas de manera objetiva, seria y lo más justa posible para extraer responsabilidades", ha dicho el ministro después de que algunos grupos parlamentarios, como el PNV e IU, hayan criticado que no haya habido destituciones por ahora.

En la réplica, Moratinos ha insistido en que el actual Gobierno "no ha ocultado información", que ha aportado toda la que conocía y que seguirá colaborando con la Audiencia Nacional "llegar al fondo" de este asunto.

También ha hecho hincapié en que con los datos que hay hasta ahora y con la información facilitada por EEUU, no hay ningún indicio de ilegalidad en las escalas de aviones estadounidenses en España.

Otra idea que ha querido remarcar es que la autorización que el Ejecutivo de Aznar dio a Estados Unidos para estas escalas fue en virtud del apoyo que España brindó a la llamada Operación Libertad Duradera, liderada por EEUU tras los atentados del 11-S. En opinión de Moratinos, se trató de una "decisión colectiva" de los aliados de la OTAN.

Finalmente, ha expresado su esperanza en que pronto se ponga punto final a la "aberración" que ha significado la cárcel de Guantánamo y la reclusión en ella de decenas de presuntos terroristas talibanes.

"Que nunca más tengamos un Guantánamo que viola los derechos humanos", ha concluido.

Sorprendente satisfacción en  las filas del PP

El PP respondió satisfecho a la comparencia de Moratinos. Se trataba de preservar limpia la memoria del Gobierno Aznar y en parte lo consiguieron al arrancar al ministro la afirmación de que las cárceles volantes de la CIA no llegaron a aterrizar en bases españolas. “Tenía la convicción moral”, enfatizó el diputado Gustavo de Arístegui, portavoz del PP. “Antes y ahora” estábamos seguros de que los aviones fletados por Estados Unidos no vulneraron la ley española “ni en el Gobierno anterior ni con este Ejecutivo”, concluyó. Previamente, el PP había criticado que Moratinos incluyera “con calzador” la polémica sobre los vuelos de la CIA a Guantánamo en su comparecencia de ayer. Sin embargo, no obstaculizaron sus explicaciones, a pesar de subrayar que llegaban al Parlamento “por la puerta de atrás”.