Archivo de Público
Miércoles, 10 de Diciembre de 2008

Suecia investiga si el premio de la Paz respeta el testamento de Nobel

Alfred Nobel dejó escrito en su testamento que el premio debía reconocer a personas que contribuyeran a fomentar la fraternidad entre las naciones, a la reducción de armamento y la promoción de la paz

EFE ·10/12/2008 - 10:58h

EFE - Vista de la medalla con el retrato de Alfred Nobel, antes de la ceremonia de entrega de los Premios Nobel 2007 en Estocolmo (Suecia).

Las autoridades suecas pretenden abrir una investigación sobre si el Comité Nobel Noruego respeta la voluntad expresada en su testamento por el fundador de estos galardones, Alfred Nobel, a la hora de otorgar el premio de la Paz, informó la radio pública noruega NRK.

El premio de la Paz es el único de los galardones que se otorga y entrega fuera de Suecia, en Oslo, pero es en último término la Fundación Nobel, con sede en Estocolmo, el garante de que se cumpla la voluntad del fundador.

De ahí que sea la autoridad sueca supervisora de fundaciones la que pretenda estudiar el caso.

"Las autoridades quieren investigar si hay motivo para actuar contra la directiva de la fundación, y ésta se dirigirá al Comité noruego para recabar un comentario", declaró a NRK Mikael Wiman, responsable de asuntos judiciales en la provincia de Estocolmo.

Polémica 

La polémica no ha sido ajena al premio de la Paz en su historia, no sólo por la elección de los ganadores en sí, sino también por la evolución de los criterios de elección.

Nobel dejó escrito en su testamento que el premio debía reconocer a personas que contribuyeran a fomentar la fraternidad entre las naciones, a la reducción de armamento y la promoción de la paz.

"Respetamos al máximo el testamento de Alfred Nobel en todo lo que hacemos"

El Comité Nobel ha propugnado en los últimos tiempos una interpretación heterodoxa e incluido méritos como la lucha por el medioambiente -la keniana Wangari Maathai (2004) o Al Gore y Rajendra Pachauri (2007)- o contra la pobreza -el bangladeshí Mohamed Yunus y su banco de microcréditos Grameen Bank (2006).

El noruego y conocido activista por la paz Fredrik S. Heffermehl acusó en su libro La voluntad de Nobel, publicado hace un par de meses, al Comité Nobel de contravenir los deseos del creador de los galardones al concederlos.

Heffermehl sostiene que sólo el 45% de los premiados desde 1945 cumple esos criterios, frente al 85 del período anterior.

El jurista noruego cree que esta desviación obedece a dos razones: intereses de la nueva mayoría política en Noruega surgida tras la posguerra y los vínculos con el empresariado para abusar del premio y convertirlo en la "marca internacional" del país.

Por ello pidió la dimisión del Comité Nobel y avisó de que emprenderá medidas judiciales contra esta entidad.

"Respetamos al máximo el testamento de Alfred Nobel en todo lo que hacemos, todo tiene que ocurrir según el espíritu de Nobel. Pero él era una persona dinámica, y creemos que está en su espíritu expandir el concepto de paz. Hay varios caminos hacia la paz", declaró el líder del comité, Ole Danbolt Mjøs.