Archivo de Público
Miércoles, 10 de Diciembre de 2008

El PP planta al alcalde que llamó "tontos de los cojones" a los votantes de derechas

Los conservadores no asistirán hoy a la reunión del Consejo Territorial de la FEMP, presidido por Pedro Castro

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS ·10/12/2008 - 08:08h

El PP piensa que el alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), quien llamó "tontos de los cojones" a los votantes de la derecha, debería haber dimitido ya.

Por ello,  y en señal de protesta, los conservadores no asistirán hoy a la reunión del Consejo Territorial de este órgano: "Esto no es una cuestión de aritmética, sino de ética", ha argumentado el coordinador de Política Autonómica del PP, Juan Manuel Moreno, quien subrayó que es la primera vez que se produce "un plante de este tipo" en los 25 años que tiene la FEMP.

Hoy se ausentarán de la reunión del Consejo Territrial —que se celebra en Barcelona— la vicepresidenta de la FEMP, Regina Otaola, y los presidentes del PP de las federaciones de municipios y provincias de Madrid, Comunidad Valencia, Murcia, Castilla y León y La Rioja.

Castro, inhabilitado

Moreno afirmó que Castro "ya ha quedado inhabilitado" para ser presidente de la FEMP porque con sus polémicas declaraciones, dijo, ha "insultado" a casi el 50% de los municipios que están representados en la federación.

"Quiero recordarle que esto no es una cuestión de aritmética, sino de ética"

"Cada minuto que siga al frente de la FEMP estará dañando los intereses de este órgano y del conjunto de los ayuntamintos", enfatizó.

De los 25 representantes en la FEMP, el PSOE cuenta con 11 miembros y otros 11 el PP, mientras que CiU, IU y Par tienen uno cada uno.

Por lo pronto, el PP pedirá formalmente la dimisión de Castro en la reunión que la Comisión Ejecutiva de la FEMP celebra la próxima semana. "Esperaremos hasta el día 16 a ver cómo se desarrollan los acontecimientos", dijo Moreno.

Si el regidor de Getafe se resiste a abandonar esta institución, continuó, su partido tomará "otras medidas" para forzar a los socialistas a que le sustituyan, desde mociones de reprobación en los ayuntamientos hasta "sentadas de protesta" por su comportamiento.