Archivo de Público
Martes, 9 de Diciembre de 2008

Marsella se calma pero abuchea al Atleti

Los aficionados más radicales anularon los actos de protesta previstos para esta noche pero no renunciaron a abuchear al Atlético de Madrid

EFE ·09/12/2008 - 20:37h

La liberación bajo fianza de Santos Mirasierra calmó a Marsella, cuyos aficionados más radicales anularon los actos de protesta previstos para esta noche pero no renunciaron a abuchear al Atlético de Madrid en cada momento en el que les fue posible.

El grado de tensión se redujo de forma importante tras el anuncio de la liberación del hincha marsellés detenido el pasado 1 de octubre por los actos violentos causados en el partido de ida en el Vicente Calderón.

Las facciones radicales del club se reunieron en el bar habitual y, a petición del grupo Ultra OM, al que pertenecía Santos, anularon la manifestación que habían previsto para el encuentro, que pretendían presenciar desde fuera del estadio Velódromo. Pero el club rojiblanco no se libró de la presión de la afición rival. A su llegada al estadio fueron sonoramente abucheados por un grupo nutrido de aficionados, sin que se produjera ningún incidente.

"Liberad a santos"

Un doble cordón policial de agentes antidisturbios disuadió cualquier lanzamiento de objetos contra el autocar "colchonero". Se limitaron a proferir gritos contra el equipo, como un reconocible "Hija puta Madrid" que hicieron en perfecto castellano. Los abucheos continuaron cuando el autobús del equipo se detuvo para que la expedición rojiblanca bajara en el Velódromo y, por tercera vez, cuando algunos jugadores salieron en traje de calle a reconocer el césped.

En la calle el ambiente estaba listo para las protestas que habían preparado los ultras marselleses para reclamar la liberación de Mirasierra. Los alrededores del estadio aparecieron plagados de pancartas y carteles en favor de su liberación, con imágenes del hincha, convertido en un icono del club.Un grupo de voluntarios repartía entre los aficionados camisetas con el lema "liberad a Santos".

Prepararon 20.000 en menos de dos días gracias a la colaboración de una empresa textil de la ciudad. Algunas asociaciones las entregaban de forma gratuita, otras pedían una donación de dos euros destinada a la defensa de Santos.