Archivo de Público
Lunes, 8 de Diciembre de 2008

Los coches sin pagar llenan los garajes de los bancos

El ‘leasing’ busca una salida a los vehículos devueltos

·08/12/2008 - 17:32h

En los noventa, se decía que era mejor comprar los pisos en los bancos que en las inmobiliarias, porque las entidades tenían tantas viviendas a las que dar salida que sus precios eran los mejores. Ahora, con la velocidad a la que aumenta la morosidad, van camino de volver a las andadas. Pero no sólo con los inmuebles. Tienen un problema parecido con los vehículos.
Buena parte de las empresas financian la compra de sus flotas por la fórmula de leasing o renting y ahora hay muchas que no pueden hacer frente a los pagos y devuelven directamente los vehículos al banco. Es lo que en el argot financiero se llama “los clientes sonajero” (por el ruido que hacen las llaves al entregarlas).
Las entidades tienen miles de vehículos en sus garajes a los que no es fácil dar salida. Si el mercado de primera mano está parado, el de segunda mano es casi inexistente, porque es difícil para un particular conseguir financiación para comprar. Y también se ha complicado la exportación a los países del este (destino muy habitual) al tratarse de vehículos más nuevos –porque se devuelven antes– y, por tanto, de precio más elevado.
Ante esta situación, algunas entidades empiezan a apostar por fórmulas alternativas para deshacerse de esos vehículos, aunque sea con grandes descuentos. La venta directa en la oficina es una de ellas. El cliente que solicita un vehículo puede conseguirlo en ocasiones con rebajas que llegan al 50%. Aunque esa opción no está aún muy extendida.

La mayoría de los coches acaban en grandes subastas

1. EL CLIENTE NO PAGA. La entidad financiera retira el vehículo cuando un cliente deja de pagar las cuotas del ‘leasing’ (alquiler con opción de compra) o del ‘renting’ (alquiler con servicios adicionales), que son las fórmulas que utilizan las empresas para adquirir sus flotas de coches.

2. TASACIÓN DEL BIEN. Para calcular lo que falta por cobrar, se valora el coche y se exige al usuario la diferencia entre lo tasado y la deuda pendiente.

3. COLOCACIÓN EN SUBASTA. La entidad intenta recuperar el mayor importe posible con la venta del vehículo. Habitualmente se subastan paquetes de coches en mercados especializados. La entidad ejecutará las garantías solicitadas al pedir el crédito.

4. DESTINO, PAÍSES DEL ESTE. Cuando no se pueden vender en el mercado nacional de segunda mano, se intentan exportar. El destino principal son los países del este de Europa, pero el sector se queja de que los trámites de exportación son muy lentos.

5. AUTOMÓVILES Y MÁQUINAS. Hasta junio, se han hecho 22.760 contratos de ‘leasing’ de turismos, el 27% del total. Son el segundo en número, tras los bienes de equipo (el 29% ), aunque solo suponen el 12% de la inversión realizada.