Archivo de Público
Lunes, 8 de Diciembre de 2008

Tres de los heridos en la explosión de Gavà se encuentran en estado de extrema gravedad

Se trata de una niña de 10 años, que ayer ya se encontraba en estado crítico, y de otras dos personas jóvenes, cuya edad no se ha facilitado, que han empeorado en las últimas horas. 

EFE ·08/12/2008 - 13:03h

EFE - Tres de las diecisiete personas que permanecen ingresadas a consecuencia de la explosión de gas del pasado día 3 en Gavà, Barcelona, se encuentran en estado de extrema gravedad. En la imagen, los bomberos de la Generalitat trabajan en la extinción del fuego provocado por la explosión.

Tres de las diecisiete personas que permanecen ingresadas a consecuencia de la explosión de gas del pasado día 3 en Gavà (Barcelona) se encuentran en estado de extrema gravedad.

Fuentes del Gobierno catalán han informado de que se trata de una niña de 10 años, que ayer ya se encontraba en estado crítico, y de otras dos personas jóvenes, cuya edad no se ha facilitado, que han empeorado en las últimas horas.

Otros ocho heridos están con pronóstico muy grave y seis más en estado grave, pero su situación es estable.

Cinco de los diecisiete heridos están ingresados en el Hospital de Bellvitge y los doce restantes en la Unidad de Grandes Quemados del Hospital del Vall d'Hebron.

Quinta víctima mortal  

Al mediodía de hoy se celebrará en el Tanatorio de la Ronda de Dalt de Barcelona el funeral por la quinta víctima mortal de la explosión, una mujer de 40 años que falleció ayer.

Al mediodía de hoy se celebrará en el Tanatorio de la Ronda de Dalt de Barcelona el funeral por la quinta víctima mortal

El conseller de Interior y presidente de la Generalitat en funciones, Joan Saura, la consellera de Salud, Marina Geli, la consejera de Gobernación de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, el alcalde de Gavà, Joaquim Balsera, y el de Benalúa de Guadix (Granada), Juan Hidalgo, asistirán este mediodía al sepelio de la última víctima mortal.

La mayor parte de los vecinos del barrio de Ca n'Espinós, donde se produjo la explosión, y de las víctimas del siniestro son oriundos de esa localidad granadina y vivían en la zona desde 1997, cuando la empresa pública Adigsa les entregó las viviendas en régimen de alquiler.