Archivo de Público
Lunes, 8 de Diciembre de 2008

"Aguirre jamás se ha planteado ser candidata a la Moncloa"

Consejero de Presidencia de Madrid y secretario general del PP madrileño. El número dos de Aguirre en el partido no cree que mantengan una "guerra" con el alcalde Ruiz-Gallardón 

 

YOLANDA GONZÁLEZ ·08/12/2008 - 08:00h

Ángel Martínez - Francisco Granados, en uno de los despachos de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, en la Puerta del Sol.

Es uno de los hombres fuertes de Esperanza Aguirre, a la que no le cuesta nada defender y apoyar "porque es siempre fiel a los principios".

Esta semana ha seguido muy de cerca las reuniones de los alcaldes del PP de la Comunidad de Madrid, en las que se han propuesto abandonar la Federación Española de Municipios y provincias (FEMP) el viernes 12 si su presidente, Pedro Castro, no renuncia tras haber bautizado como "tontos de los cojones" a los votantes de la derecha.

¿Hay marcha atrás en la decisión de los ayuntamientos de la Comunidad de Madrid de abandonar la FEMP? ¿Mantienen el ultimátum?

La decisión no tiene marcha atrás. No puede representar a todos los alcaldes quien insulta a los votantes que les han elegido. Llueve sobre mojado con las ofensas a muchos ciudadanos y a sus representantes.

«La decisión de abandonar la FEMP si Pedro Castro no dimite no tiene marcha atrás»

¿ Cómo ve las críticas que se hicieron a Esperanza Aguirre tras su regreso de Bombay?

Hay dos tipo de críticas. Una, de un eurodiputado catalán de CiU, Ignasi Guardans. Dos eurodiputados alemanes ya han explicado su actuación. Solamente se dedica a llamar a los medios de comunicación, se desentiende de la delegación de eurodiputados que preside. Y según los eurodiputados alemanes, con el único objetivo de asegurarse un puesto en las europeas. En cuanto al señor José Blanco, probablemente protagoniza uno de los episodios de mayor bajeza moral que he presenciado en los últimos años, el de insultar a una persona que ha sufrido un atentado.

¿Por qué se ha permitido la entrada del sector privado en los nuevos hospitales madrileños?

Hay una frase de Tony Blair, que no es sospechoso de ser del PP, que me gusta mucho: "Ningún dogmatismo a la hora de dar el mejor servicio a los ciudadanos". Es lo que nosotros hacemos. Cuando creemos que un servicio público se puede prestar en mejores condiciones por la iniciativa privada, se hace; y cuando entendemos que se presta mejor por parte del sector público, pues se hace. No ha habido ninguna privatización. Algunos servicios en los nuevos centros son prestados por empresas privadas, fundamentalmente servicios de limpieza o de catering. Son modelos no sólo admitidos en todo el mundo, sino practicados por regiones donde gobierna el PSOE, como Catalunya o Andalucía.

¿Qué es lo primero que se les viene a la cabeza cuando cada acto del señor Güemes, el consejero de Sanidad, está acompañado de las protestas de los sindicatos?

Que esas manifestaciones no responden a la defensa de los intereses sanitarios de los ciudadanos de Madrid, sino a intereses políticos.

Ustedes dicen que van a capitalizar el Canal de Isabel II, pero no a privatizarlo. ¿No estamos, en realidad, ante una privatización encubierta?

La diferencia es evidente. En ningún caso esos activos que sean transferidos a la empresa donde vamos a meter una parte del capital van a ser gestionados por una empresa privada. Van a seguir siendo gestionados por el Canal de Isabel II, con mayoría de capital público. Por lo tanto, en nada se va a ver afectado ese servicio, en nada el precio del agua ni la calidad del servicio en la distribución ni la depuración.

¿Qué le supondrá al Ayuntamiento la ruptura de los convenios con el Canal de la que habla el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón?

El Ayuntamiento, en una legítima defensa de sus intereses, puede hacer lo que quiera. Y nosotros, en la defensa de los intereses de la Comunidad, tomaremos las medidas necesarias.

¿Está entonces fomentando una guerra artificial Gallardón? ¿No cree que esas batallas dan una imagen dividida del partido?

No. Siempre ha habido fricciones entre el Ayuntamiento y la Comunidad, independientemente de quien gobierne. Madrid tiene una peculiaridad: somos una región uniprovincial en la que la mitad de la población está concentrada en la capital y eso hace que los roces sean más notables que en otras regiones. Nosotros no tenemos percepción de guerra. Es muy bueno que los ciudadanos perciban que, independientemente de que en las dos instituciones gobierne el mismo partido, cada uno defiende los intereses que considera que tiene que defender.

¿Sería Aguirre una buena candidata del PP para 2012? ¿Cuál es su mejor cualidad?

La mejor cualidad política de Esperanza Aguirre es, sin duda, la fidelidad a los principios y una infinita capacidad de trabajo. ¿Sería una buena candidata? Nunca jamás se ha planteado ser candidata. Nuestro candidato, a día de hoy, es Mariano Rajoy, por lo tanto, ni siquiera nos lo hemos planteado.

¿Defiende Rajoy los principios del PP sin complejos?

Sin ninguna duda, defiende los principios del PP sin complejos.

¿Sigue necesitando el PP un debate ideológico?

En un partido nunca se debe perder el debate ideológico. Y es muy importante que demos todas las batallas políticas sin ningún complejo. En la anterior legislatura, en algunas cuestiones no hemos dado esa batalla de las ideas y eso no es bien percibido por los ciudadanos. Y por lo tanto lo que hay que hacer es dar todas [las batallas]: la del aborto, la de la memoria histórica, la de la economía...

Póngase en esta situación: pierden las europeas, las vascas y las gallegas ¿Qué pasa con Rajoy? ¿Debe convocarse en este momento otro congreso?

Tengo la sana intención de ganar todas y por lo tanto no me pongo en esa situación. Dicho esto, tenemos unos estatutos que prevén la convocatoria de un congreso a un año de las generales, y ese será el momento de analizar cuál ha sido la gestión del actual equipo. No creo conveniente que se convoque mucho antes.

Para las europeas, ¿Mayor Oreja o Ruiz-Gallardón?

Cualquier de los dos serán excelentes candidatos. Hasta donde sé, el alcalde tiene un compromiso con Madrid en lo que queda de legislatura y, por lo tanto, nunca me he planteado que sea candidato. Está en lo que está. Y eso es lo que él ha dicho.

¿No creen que la crisis actual deja en entredicho el liberalismo que ustedes defienden?

Todo lo contrario. Es verdad que a raíz de esta crisis ha habido voces, sobre todo de la izquierda, del partido socialista, con esto de ahora menos mercado y más Estado, la culpa de la crisis económica la tiene el libre mercado. Yo creo todo lo contrario. Esta crisis es el resultado del fallo de la parte de Estado que hay en la regulación de los mercados. Los mercados financieros no son malos, son una herramienta más, los productos derivados a los que tantas culpas se les echa son buenos. Gracias a esos productos, por ejemplo, yo puedo tener una hipoteca a tipo fijo. Lo que ha fallado es la regulación de los mercados y la inspección, y ahí es donde hay que hacer un esfuerzo.