Archivo de Público
Domingo, 7 de Diciembre de 2008

Israel descarta liberar a presos procedentes de Gaza

El gobierno israelí aprueba la excarcelación de 230 presos palestinos de Cisjordania, mientras el comité para liberaciones se opone a la decisión del Ejecutivo de incluir también a 20 originarios de la Franja

EFE ·07/12/2008 - 15:33h

Israel ha aprobado los nombres de los 230 palestinos que excarcelará el martes con motivo de la fiesta musulmana del sacrificio, tras borrar a los veinte reclusos de Gaza incluidos en el listado inicial.

El comité gubernamental para liberaciones de palestinos retiró del cómputo definitivo a los reclusos originarios de Gaza a petición de varios ministros, pese a que sus nombres figuraban en la lista de excarcelables aprobada por el Ejecutivo.

"La probabilidad de que éstos no regresen al terrorismo es cero, por lo que no deben ser liberados"

"La probabilidad de que éstos no regresen al terrorismo es cero, por lo que no deben ser liberados", argumentó el titular de Seguridad Pública, Avi Dijter, uno de los contrarios a la excarcelación de presos originarios de Gaza, territorio controlado por el movimiento islamista Hamás desde junio de 2007.

La excarcelación fue una promesa del primer ministro israelí, Ehud Olmert, al presidente palestino, Mahmud Abás, en la última reunión que mantuvieron ambos en Jerusalén el pasado 17 de noviembre, y como gesto de buena voluntad hacia la Autoridad Nacional Palestina (ANP), su interlocutora en el diálogo de paz.

Simpatizantes de Al Fatah

Los 230 palestinos que recobrarán el martes la libertad con motivo del Eid al Adha -en la que los musulmanes degüellan un cordero en recuerdo del sacrificio bíblico de Abraham- son, en su inmensa mayoría, simpatizantes de Al-Fatah, la facción nacionalista que lidera Abás.

Según la lista difundida a la prensa, el más antiguo de los presos está en prisión desde 2001, aunque la inmensa mayoría ingresaron entre 2006 y 2007.

Ninguno de ellos ha participado en el asesinato de ciudadanos israelíes

Ninguno de ellos ha participado en el asesinato de ciudadanos israelíes, por lo que sus condenas son relativamente cortas, entre cuatro y cinco años, y la que más hasta 2015.

Noam Shalit, el padre del soldado israelí cautivo de tres milicias palestinas desde junio de 2006, criticó la excarcelación en un comunicado al estimar que no genera "el más mínimo avance" en la liberación de su hijo Guilad.

Israel liberó el pasado agosto a otros 198 reclusos palestinos en un intento de impulsar el proceso de paz. En la actualidad unos 11.000 palestinos se encuentran recluidos en prisiones y centros de detención israelíes.

El bloqueo israelí repercute en la fiesta musulmana

El bloqueo que Israel impone a la franja de Gaza está provocando verdaderos estragos en el sistema monetario palestino, pues la moneda en circulación, el shékel, se ha convertido en una quimera, en vísperas de la fiesta del Sacrificio o Eid al Adha.

Millones de musulmanes en todo el mundo se preparan para la festividad que recuerda el sacrificio de Ismail, en la que se acostumbra degollar un cordero, en recuerdo de lo que el patriarca bíblico Abraham intentó hacer con su primogénito, hijo de la esclava Agar y padre de todos los mahometanos.

Con motivo de estas fechas, en el mercado central de Gaza el bullicio es mayor que nunca, pero no la compra de productos.

Abdula al-Sheij, vendedor de 42 años, se harta cada día de desgañitarse llamando a potenciales compradores, a los que trata de convencer para que adquieran su mercancía, que descansa sobre una pequeña mesa de madera.

Pero un día más tira la toalla y se sienta junto a su puesto a leer el periódico oficialista del grupo islamista Hamás, con la esperanza de encontrar alguna buena noticia. "¡Mira! Todo aquí está hecho pedazos, las noticias sobre Gaza cada vez son peores. Me paso el día gritando a la gente para que compre, pero no se lo puede permitir", se lamenta el vendedor.

Israel mantiene estrictamente cerrados todos los pasos comerciales con la franja desde hace un mes, en respuesta al disparo de más de doscientos cohetes y proyectiles de mortero por milicianos de Gaza en noviembre.