Archivo de Público
Sábado, 6 de Diciembre de 2008

Preacuerdo sobre el plan de rescate para las automovilísticas

El Congreso y la Casa Blanca ultiman ayudas por unos 15.000 millones

MARÍA CORRAL ·06/12/2008 - 22:00h

REUTERS - Las ayudas al automóvil saldrán de un fondo para vehículos ecológicos.

Los líderes demócratas del Congreso y la Casa Blanca ultiman un paquete de ayuda de unos 15.000 millones de dólares ( de euros) para el rescate de la industria automovilística estadounidense tras aproximar posiciones la madrugada del viernes al sábado. La legislación se someterá a votación en una sesión especial del Congreso la próxima semana, según el diario The New York Times.

El punto de inflexión se produjo después de que la líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, diese el brazo a torcer y accediese a recurrir a un paquete de 25.000 millones de dólares aprobado inicialmente para el diseño de vehículos más ecológicos. Los demócratas se habían opuesto a desviar esos fondos para auxiliar al sector automovilístico y habían propuesto, en su lugar, recurrir a los 700.000 millones de dólares aprobados para el rescate del sector financiero. La Casa Blanca se opone a esa vía.

El dato de desempleo de noviembre publicado el viernes, que muestra que EEUU destruyó 533.000 puestos de trabajo el mes pasado, el peor registro mensual en 34 años, contribuyó a incrementar la presión para salvar de la quiebra a las Tres Grandes de Detroit (General Motors, Chrysler y Ford).

La portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino, describió el sábado las conversaciones con el Congreso como "constructivas" y dijo esperar que "continúe el progreso" en los próximos días.

Tanto la Casa Blanca como Pelosi insistieron el sábado en que el acuerdo debe incluir protecciones para los contribuyentes y garantías de repago. "No se debería de pedir a los contribuyentes que faciliten ayuda a las automovilísticas sin la firme probabilidad de que recibirán el dinero de vuelta", dijo Perino.

Pelosi señaló en un comunicado que "la ayuda de los contribuyentes sólo debería otorgarse a las compañías que estén dispuestas a adoptar las difíciles medidas para ser viables y competitivas en el futuro".

Alivio solo hasta marzo

El rescate a corto plazo ayudaría a las compañías a sobrevivir hasta marzo y permitiría al próximo presidente estadounidense, Barack Obama, diseñar una estrategia más amplia cuando asuma el poder en enero.

Los ejecutivos de Geenral Morots, Ford, y Chrysler solicitaron un rescate federal de 34.000 millones de dólares, aunque precisaron el viernes durante las audiencias del Congreso que se contentarían con una cifra inferior para asegurar su viabilidad en los próximos meses.

Las automovilísticas de Detroit emplean a casi 250.000 trabajadores. Otros 730.000 empleados producen componentes y materiales para la industria.

Los Tres Grandes también han pedido ayuda a Canadá. En conjunto, piden 5.440 millones de dólares para sortear su grave crisis financiera. La industria del motor representa alrededor del 12% del PIB canadiense, y emplea a unas 500.000 personas, en su mayor parte en la provincia de Ontario.