Archivo de Público
Domingo, 18 de Noviembre de 2007

Negroponte pide a Musharraf que ponga fin al estado de excepción

Tras llegar el viernes a Pakistán y reunirse con el presidente, el enviado de EEUU aseguró que el país necesita el fin de las restricciones que pesan sobre los medios y la liberación de los opositores políticos

EFE ·18/11/2007 - 09:13h

EFE - El sub secretario de Estado de EE.UU., John Negroponte, ha concedido hoy una conferencia de prensa en Islamabad (Pakistán), en la que ha urgido al presidente pakistaní, Pervez Musharraf, a cesar el estado de emergencia imperante en el país, retirarse como jefe de las Fuerzas Armadas y liberar a todos los presos políticos.

El "número dos" del Departamento estadounidense de Estado, John Negroponte, pidió hoy en Islamabad el fin del estado de excepción en Pakistán e instó al presidente, general Pervez Musharraf y la opositora Benazir Bhutto a que retomen el diálogo.

"No creemos que las medidas de excepción sean compatibles con el tipo de ambiente necesario para celebrar elecciones justas y libres", aseguró el diplomático en rueda de prensa.

Tras llegar el viernes a Pakistán y reunirse este sábado con Musharraf, Negroponte aseguró que Pakistán necesita el fin de las restricciones que pesan sobre los medios de comunicación y la liberación de los opositores políticos detenidos en las últimas semanas.

Negroponte es el funcionario de mayor rango que visita Pakistán desde el 3 de noviembre, la fecha en la que Musharraf declaró el estado de excepción en Pakistán, que justificó por el deterioro del orden y la interferencia de la justicia en la labor de Gobierno.

En su reunión de ayer, Negroponte pidió directamente a Musharraf el fin del estado de emergencia, pero este aseguró que sólo tomará la medida cuando lo permitan las condiciones de seguridad.

El diplomático se reunió también con el número dos del Ejército paquistaní, el general Ashfaq Pervez Kiani, y telefoneó a la ex primera ministra Benazir Bhutto, que ha encabezado las protestas de la oposición contra el estado de excepción.

En declaraciones a los medios, Negroponte dijo que es pronto para hablar del "éxito o fracaso" de su visita, visto que la situación en Pakistán se "ha polarizado" durante la semana, en referencia al arresto domiciliario que sufrió durante cuatro días Benazir Bhutto. "La moderación es el mejor camino", aseguró el diplomático antes de marcharse de Pakistán.

Según Negroponte, Musharraf le reiteró el sábado su compromiso de abandonar el mando del Ejército antes de jurar como presidente de Pakistán para un segundo mandato, aunque el mandatario paquistaní no le precisó ninguna fecha.

Musharraf ya ha prometido que abandonará el uniforme antes del fin de este mes, aunque no ha puesto fecha al fin del estado de excepción mientras se aproxima la celebración de elecciones legislativas, previstas para antes del 9 de enero.

"La gente de Pakistán se merece la oportunidad de elegir a sus líderes sin las restricciones que existen bajo un estado de excepción. Musharraf debe tomar medidas tan rápido como sea posible", aseguró Negroponte.

"Si esos pasos no se dan, la capacidad del Gobierno para llevar a cabo elecciones satisfactorias quedará mermada", añadió el diplomático.

Negroponte ha aprovechado su visita para pedir a Musharraf y Bhutto que retomen las conversaciones para llegar a un acuerdo de reparto de poder, un pacto que cuenta con el respaldo de Estados Unidos como contención contra el extremismo islámico.

Bhutto, que había regresado en octubre a Pakistán en virtud de ese supuesto pacto tras años de huida de la justicia, ha descartado más diálogo con Musharraf y se niega ahora a formar parte de su Gobierno, como protesta contra el estado de excepción.

"Si ambas partes dan pasos para reconciliarse como habían hecho previamente, creemos que sería muy positivo", aseguró Negroponte.

Las conversaciones "ayudarían a mejorar el ambiente político y empujarían a los actores políticos fuera de la atmósfera de la confrontación", añadió.