Archivo de Público
Viernes, 5 de Diciembre de 2008

Repsol quiere que Lukoil firme que no subirá del 20%

La petrolera española busca garantías para evitar que los rusos controlen la gestión

PÚBLICO ·05/12/2008 - 23:27h

AFP - Antoni Brufau, presidente de Repsol.

La cúpula directiva de Repsol ha preparado un documento para que la petrolera rusa Lukoil, en el caso de que finalmente compre el 20% de sus acciones, se comprometa por escrito a no tomar el control de la gestión de la compañía.

El documento establece diversas condiciones que dejarían atada de pies y manos a la empresa rusa una vez formalizada la adquisición. Por un lado, Lukoil se comprometería a no aumentar en ningún caso su participación del 20%. Esta imposición impediría a la multinacional llegar al 29,99%, como era su intención inicial.

Además Repsol quiere que Lukoil suscriba por escrito que apoyará la actual línea de gestión de la compañía, lo que incluiría el blindaje del actual equipo directivo, con Antoni Brufau a la cabeza. Asimismo, debería respetar el plan estratégico en vigor y mantener el doble centro de decisión en España y Argentina.

Una última condición del documento sería que la petrolera rusa sólo podría sentar a tres representantes en el Consejo de Administración de la compañía española, sobre un total de 16.

Estos requisitos son en realidad una traslación de la posición mantenida por Brufau en las últimas dos semanas. El presidente de Repsol ha defendido en diversas comparecencias que la compañía debe continuar siendo "privada, independiente y española" y ha instado a los que quieran controlar su gestión a lanzar una opa sobre la totalidad de las acciones. Brufau incluso advirtió el pasado miércoles que dejaría la presidencia si no se cumplen esas condiciones.

La novedad ahora es que Repsol quiere que Lukoil firme un papel donde se explicite su compromiso de no perturbar la gestión de la compañía, limitándose a "ayudar", como ha dicho también el propio Brufau, en su desarrollo estratégico.

El documento es el último episodio de una batalla que sigue librándose en el terreno empresarial, financiero y político. En las últimas reuniones celebradas, Lukoil ha sido informada de que, si compra un 20% de Repsol, en lugar del 29,99% al que aspiraba inicialmente, las posibilidades de rematar la operación son mayores.

Fuentes próximas a la operación creen que, si la petrolera rusa se queda sólo con el 20%, sería mucho más fácil superar las reticencias de una parte del Gobierno a la entrada de Lukoil.