Archivo de Público
Sábado, 6 de Diciembre de 2008

Dos ideas de España frente a la Constitución

Los votantes de PP y PSOE discrepan sobre el camino de reforma de la Carta Magna

PÚBLICO ·06/12/2008 - 08:00h

La sombra de las dos Españas, lejos de haber desaparecido con la transición democrática, sigue asaltando con cierta regularidad la política del país. Las dos sensibilidades, conservadora y centralista de la derecha y plural y progresista de la izquierda, empapan la calle y las instituciones. Esos desencuentros se acentúan aún más cuando se habla de la Constitución, una norma que rige cada aspecto del devenir de un país. Entonces, uno y otro lado marcan su terreno y las diferencias se agudizan.

Existen, sin embargo, puntos de unión. Tanto los votantes del PP como los socialistas comparten la necesidad de abordar la reforma de la Constitución. Ambos coinciden también en la gran mayoría de puntos que deben ser modificados.

Los socialistas son partidarios de la autodeterminación. Los del PP, no

De hecho, el Publiscopio recoge una buena predisposición general a introducir cambios en la Carta Magna. Diez de los trece puntos planteados obtuvieron el beneplácito de los encuestados. La línea de sucesión de la corona, la capacidad para decidir entre monarquía o república, el sistema electoral, la organización territorial o los privilegios de la Iglesia son algunos de los aspectos en los que la población cree que deben producirse cambios. Incluso una exigua mayoría, el 37% a favor frente al 34% en contra, se muestra partidario de regular el derecho a la autodeterminación.

Debate territorial

Al contrario de los que pudiera parecer, la organización territorial del Estado no es el debate que más distancias provoca entre socialistas y conservadores. Ambas sensibilidades comparten la opinión de que el Estado debe atribuirse una serie de competencias exclusivas y coinciden en rechazar la posibilidad de instaurar un estado federal que sustituya al de las autonomías. Más del 80% de los votantes de los dos principales partidos aboga además por recoger en el marco constitucional el derecho de los ciudadanos a ser educados en castellano.

Ninguno de los grupos de edad o políticos respalda el estado federal

Este consenso no evita que un porcentaje importante del PP arrastre algunos de sus resultados hacia posturas más conservadoras. Las diferencias más importantes aparecen en torno al concepto de "nación". Un 47% de los socialistas quiere ceñir el término a la española. Entre los conservadores, el porcentaje asciende a un 68%. Un caso extremo es el de la autodeterminación. Los votantes del PSOE quieren reconocer ese derecho, una fuerte mayoría de los del PP, se niega. Es más, la mitad de los votantes del PP quieren mantener al Ejército como garante de la unidad de España.

¿República o monarquía?

Destaca, por el contrario, el consenso respecto a la forma de Estado. El 58% es partidario de poder volver a decidir entre monarquía y república. Hasta los votantes del PP, a mucha distancia, eso sí, de los socialistas, creen que es necesario reabrir el debate. Son, en cambio, los únicos entre los que un grupo importante, uno de cada cinco, quiere evitar que las mujeres lleguen al trono español.

El 46% quiere acabar con la preponderancia del catolicismo

También reforma del sistema electoral ofrece resultados curiosos. Aunque desde las dos posturas ideológicas son partidarios de hacer más proporcional el reparto de escaños, también abogan por poner un límite electoral del 5% nacional para obtener representación. Desde el 2000, sólo PP y PSOE consiguen superar ese límite en las generales. Ambos conceptos son, por tanto, contradictorios. Raya lo surrealista que un 16% de los votantes de terceros partidos apruebe una medida que acabaría con la representación de sus propias formaciones.

La Iglesia sigue siendo motivo de confrontación. Todos los sectores ideológicos menos el PP apuestan por eliminar la preponderancia del catolicismo. Aunque en minoría dentro de su partido, un 22% comparte dichas tesis.

Socialistas y conservadores siguen estando en contra de la pena de muerte. Éstos últimos de forma menos clara. Un 37% de los votantes del PP reinstauraría la pena capital, sólo 7 puntos menos que quienes la rechazan. Los abstencionistas son los únicos que apoyarían una reforma en este sentido.

Uno de cada cinco votantes de derecha !! se opone a que reine una mujer

Edad y religión

Otros factores ajenos a la política ayudan a dibujar el escenario al que se enfrenta una posible reforma constitucional. Quienes no habían nacido en 1978 se identifican más con los planteamientos progresistas que los que participaron en el referéndum. En el debate sobre la jefatura del Estado las diferencias se amplían hasta los 28 puntos. El grupo intermedio, de aquellos que habían nacido pero no tenían edad para votar, se acerca en casi todos los puntos a los postulados del sector más joven.

También la religión influye. En un país que se declara mayoritariamente católico, pero que no acude a las iglesias, buena parte de los creyentes asume tesis muy distintas a las que defiende la jerarquía eclesiástica.

El Publiscopio ofrece una muestra. De los tres grupos analizados, ateos, católicos no practicantes y católicos practicantes, sólo estos últimos defienden que la Iglesia siga manteniendo el papel preponderante que conserva. Incluso entre ellos, el 25% sería partidario de eliminarlo. Una mayoría de los católicos, los no practicantes según el CIS, y el 80% de los ateos, arrebataría cualquier tipo de privilegio al catolicismo.

Muchas de las posiciones de los practicantes se identifican con las de los votantes del PP. Son el grupo más tibio a la hora rechazar la pena de muerte, militantes contra el derecho a la autodeterminación y defensores de la "nación" española como la única legítima.

Es, lógicamente, la organización territorial uno de los puntos en los que se diferencian las comunidades con nacionalistas en sus gobiernos, más sensibles al tema. Aún así, también en ellas una mayoría significativa de los encuestados quiere limitar las competencias autonómicas. 

Ficha Técnica

Director de la investigación: José Luis de Zárraga // Trabajos de campo: Obradoiro de Socioloxia //  Universo: Población española de 18 años y más // Muestra: 803 entrevistas //  Tipo de entrevista: Entrevista telefónica con sistema CATI // Diseño muestral: Muestra estratificada por Comunidades Autónomas y tamaño de municipio. Muestreo bietápico de hogares e individuos. Selección aleatoria, con cuotas de sexo, edad y actividad // Error de muestreo: El error de muestreo más alto (con seguridad del 90 %) es de + 2,9. // Fechas del trabajo de campo: Del 1 al 4 de diciembre de 2008