Archivo de Público
Viernes, 5 de Diciembre de 2008

Describen un nuevo trastorno de autoagresión en adolescentes

Reuters ·05/12/2008 - 18:45h

Por Martha Kerr

Un equipo de radiólogos estadounidenses describió lo que sería una nueva forma emergente y distinta de automutilación en los adolescentes.

Los expertos del Hospital Nacional de Niños de Columbus, en Ohio, presentaron sus hallazgos en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de Norteamérica.

La condición, llamada trastorno de "autoincrustración", incluye la introducción de cuerpos extraños en tejidos blandos del cuello, los brazos, las manos, los tobillos y los pies.

"Este es el primer informe sobre este trastorno. Hay un pico significativo (de conductas de autoincrustación) a los 17 años", dijo el doctor William E. Shiels al presentar los hallazgos en 10 mujeres adolescentes de entre 15 y 18 años.

El 90 por ciento de los casos eran mujeres, el 90 por ciento manifestó haber tenido pensamientos suicidas y el 70 por ciento repitió la conducta con mayor intensidad.

"Les extrajimos 53 cuerpos extraños a nueve adolescentes. Hubo 15 episodios en esas adolescentes", dijo Shiels. Los materiales eran metales, plásticos, vidrios, piedras y hasta un crayón.

"Algunos de esos objetos eran bastante largos, lo que indica que las pacientes sufrieron bastante dolor para resolver un conflicto interno", destacó Shiels. Los objetos variaron entre 2 y 160 milímetros de largo y de 0,5 a 3 milímetros de ancho.

"El trastorno de estrés postraumático fue una consecuencia común en esas adolescentes. Esas pacientes sufrieron de abuso crónico, tanto físico como sexual. Esas niñas internalizaron el dolor y el trauma", dijo Shiels a Reuters Health.

La respuesta más frecuente a por qué ellas recurrieron a esas conductas fue: "'Quiero matarme'. Una adolescente usó sangre para escribirse 'Mátenme' en el brazo", precisó el autor.

Shiels dijo que no pudo hallar referencias a esta forma de trastorno de autoagresión en la literatura. "Abrimos un registro seguro en internet para que los médicos envíen sus casos", señaló.

Los primeros cinco hospitales con los que se comunicó el equipo "dijeron que habían visto casos similares" y Shiels recibió varios informes de radiólogos presentes en esta reunión.