Archivo de Público
Viernes, 5 de Diciembre de 2008

Jueces para la Democracia cree que la disolución de los ayuntamientos de ANV afectaría a "buenos y malos"

APM y Francisco de Vitoria apoyan la reforma propuesta por De la Vega para "desplazar del gobierno a quien no respete los derechos humanos"

EUROPA PRESS ·05/12/2008 - 18:40h

El portavoz de la asociación Jueces para la Democracia (JpD), Miguel Angel Gimeno, aseguró hoy que la disolución de los ayuntamientos en los que gobierna Acción Nacionalista Vasca (ANV) podría ser "un proceso traumático" porque supondría retirar el acta de concejales "a los malos y a los buenos", en referencia a los representantes de la formación ilegalizada por el Supremo y a los del resto de fuerzas políticas.

Gimeno se manifestó de esta forma al ser preguntado por la reforma de la Ley de Bases de Régimen Local anunciada hoy por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, para que ANV no pueda gobernar en los ayuntamientos que actualmente gestiona. La medida contaría con el respaldo tanto de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM) como de la Francisco de Vitoria.

El portavoz de JpD, de orientación progresista, señaló que "la gente que tiene alguna complicidad con el terrorismo no debería ser representante público", aunque añadió al mismo tiempo que "todos los electores tienen derecho a tener sus representantes".

"No es tan sencillo"

En este sentido, advirtió de que la disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV mediante la aplicación de la Ley de Bases de Régimen Local "no es tan sencilla" porque en su artículo 61 esta norma establece como requisito que los concejales lleven a cabo una "gestión gravemente dañosa para los intereses generales que suponga incumplimiento de sus obligaciones constitucionales".

"Interpretar que como consecuencia de no condenar los atentados incumplen sus obligaciones constitucionales sería complicado"

Tras distinguir estos casos del relativo al Ayuntamiento de Marbella (Málaga), en el que "todos metían la mano en la cartera", Gimeno indicó que la disolución "no se haría de un día para otro, se alargaría en el tiempo y sería una solución para futuras elecciones, pero no para aplicarla con carácter retroactivo".

"Interpretar que como consecuencia de no condenar los atentados incumplen sus obligaciones constitucionales sería complicado", apuntó el portavoz de JpD antes de matizar que "cosa diferente sería que se pudiera demostrar que parte del dinero que reciben estos partidos sirve para financiar a organizaciones ilegales".

En este contexto, se mostró partidario de que las fuerzas políticas democráticas planteen mociones de censura en los consistorios en los que gobierna la formación ilegalizada, aunque reconoció que "eso no sería posible" en los que ANV tiene mayoría absoluta.

La APM apoya la disolución

Sin embargo, el portavoz de la APM, Antonio García, calificó de "fenomenales" las reformas planteadas por De la Vega aunque recordó que "hoy ya existen opciones para disolver los ayuntamientos con la ley en la mano", en referencia al citado artículo 61 de la Ley de Bases de Régimen Local. "Si se quiere refinar ese precepto, pues fenomenal", señaló.

Tras recordar que el Gobierno tiene "la competencia y la legitimidad para impulsar las reformas legales que considere necesarias", destacó que "en democracia hay que tolerar todo tipo de opiniones, incluidas las de quienes no creen en el sistema constitucional en vigor, siempre y cuando se planteen desde el respeto a los derechos humanos y las libertades públicas".