Archivo de Público
Viernes, 5 de Diciembre de 2008

La saga de vampiros adolescentes aterriza en los cines españoles

La directora destaca que el éxito de la saga reside principalmente en que es una historia de amor imposible

OTRPRESS ·05/12/2008 - 15:10h

Cartel de la película que se estrena esta semana en los cines españoles tras batir récords de taquillas en EEUU.

Este viernes aterriza para arrasar en los cines españoles Crepúsulo, la primera entrega cinematográfica de la saga de literatura adolescente creada por Stephenie Meyer. Todo un fenómeno fan que, dadas sus millonarias ventas, está llamado a suceder al todopoderoso y multimillonario Harry Potter de J.K.Rowling. Una historia de amor entre un vampiro y una humana que llega a nuestra cartelera dos semanas después de su más que exitoso estreno en Estados Unidos, donde fue capaz de batir incluso al James Bond más taquillero de la historia.

 Vampiros anónimos

Dirigida por Catherine Hardwicke, la cinta relata la historia de Bella una chica que llega a una nueva ciudad dispuesta a acabar con la fama de bicho raro que siempre le ha precedido. Pero al llegar al instituto se da cuenta de que ella no es ni mucho menos el fenómeno más extraño que pasea por los pasillos de su nueva escuela. Entonces conoce a Edward, un misterioso chico con habilidades increíbles por el que se siente una atracción irresistible.

Los papeles protagonistas han recaído en dos actores totalmente desconocidos para el gran público.El vampiro joven, guapo y romántico es Robert Pattinson, al que curiosamente hemos podido ver en las dos últimas entregas del niño-mago. La enamorada Bella es Kristen Stewart a la que hemos visto en títulos notables como Hacia rutas salvajes o haciendo de hija de Jodie Foster en La habitación del pánico.

 Amor entre colmillos

La directora destaca que el éxito de la saga reside principalmente en que es una historia que tiene de todo "acción, humor y sobre todo un gran amor". Pero, especialmente, la saga de Crepúsulo conjuga dos elementos que la hacen muy atractiva para el público adolescente: una historia de amor imposible, al más puro estilo Romeo y Julieta y la presencia de vampiros, personajes que siempre han tenido un magnetismo especial. Está todo inventado.