Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

El profeta del desastre hipotecario se hace de oro

John Paulson ha ganado 1.500 millones de dólares en el año y ya está en la lista de los 200 más ricos de Estados Unidos. Su secreto fue anticipar la caída del mercado hipotecario de alto riesgo. Y lo hizo con la precisión de un cirujano.

DAVID ANGLÉS ·17/11/2007 - 21:07h

En una carta dirigida a los inversores de su fondo en octubre de 2006, predecía que los precios de la vivienda en Estados Unidos seguirían cayendo y que la tasa de impagos en los préstamos hipotecarios iría en ascenso. Su gran acierto fue calcular que la corrección del mercado se sentiría con fuerza hacia la mitad de este año.

Ahora parece algo evidente. Pero hace sólo doce meses, todos los peces gordos de la banca de inversión en Wall Street se frotaban las manos y se daban palmaditas en la espalda. La ingeniería financiera funcionaba de maravilla. Los créditos de mayor riesgo se empaquetaban junto con tramos de deuda de mayor calidad y el riesgo se dividía entre inversores de todo el mundo. Era un trabajo de alquimistas. Pero Paulson detectó que los préstamos basura empezaban a oler mal.

Creó un fondo especial para concentrar sus apuestas contra el mercado de hipotecas de alto riesgo. Mediante contratos de derivados, podía comprar protección contra posibles impagos en los tramos de deuda de peor calidad, sin necesidad de adquirir los bonos. Así, ha ido acumulando ganancias espectaculares a medida que los deudores dejaban de pagar.

Mientras grandes bancos, entidades hipotecarias y miles de hogares se lamentan por las pérdidas, el fondo de Paulson acumula una revalorización del 550% hasta el cierre de octubre. El patrimonio gestionado por su firma de inversión, Paulson & Company, se ha duplicado en 2007 hasta superar los 24.000 millones de dólares. "Hemos invertido desde el principio en los dos fondos especializados lanzados por Paulson y esto nos ha permito conseguir excelentes resultados", afirma David Córdoba, director de banca institucional de Banque Privée Edmond de Rothschild Europe.

Según sus admiradores, Paulson es un hombre con una gran visión. Para sus críticos, no es más que un ave de rapiña con buena vista. Otras gestoras de fondos como Scion Capital, Harbinger Capital Partners, Balestra Capital, MKP y Peloton Partners han conseguido buenos resultados al apostar por la caída de los préstamos basura. Pero nadie iguala la rentabilidad de Paulson. Su virtud es que ha sabido escoger los tramos de mayor riesgo y ha podido comprar protección contra las caídas a buen precio. "En cada apuesta que hago sé que puedo perder un 1% si me equivoco. Pero, si tengo razón, puedo ganar un 100%", declaró Paulson este verano.

Nuevas caídas
Y todavía puede seguir ganando más dinero con la misma estrategia. En los próximos doce meses, préstamos hipotecarios de alto riesgo por valor de unos 400.000 millones de dólares deberán revisar el tipo de interés que se les aplica. "La media que se cobra en las revisiones es del 11,25%, frente al 8% inicial que se suele aplicar a estos préstamos", señala Paulson en su carta a inversores del tercer trimestre. Dado que el deudor promedio dedica ya el 50% de su ingreso bruto al pago de las cuotas, la revisión al alza puede disparar de nuevo la tasa de impagos. La morosidad en los préstamos basura supera ya el 13% y se ha elevado en más de un 100% en el último año.

Paulson ha donado 15 millones de dólares a una asociación que promueve cambios en la ley para evitar que las familias que no pueden pagar sus créditos sean desalojadas de sus casas. Según fuentes de la compañía, su única intención es ayudar a que los deudores con problemas tengan asistencia legal. Pero las entidades hipotecarias aseguran que, si se aprueba la nueva normativa, los títulos respaldados por hipotecas basura perderían su valor, lo que significaría nuevas ganancias millonarias para Paulson.