Archivo de Público
Viernes, 5 de Diciembre de 2008

¿Una rebelión africana contra Mugabe?

Empiezan a ser más las voces que en África llaman al uso de la fuerza para derrocar al presidente de Zimbabue. EEUU pide a gritos su dimisión

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·05/12/2008 - 11:12h

Mientras Zimbabue está sumido en el estado de emergencia por un brote de cólera que ha matado a 600 personas este año, en África cada vez hay más voces que piden una salida del presidente Mugabe por las buenas o por las malas. La situación humanitaria y la inestabilidad creada tras unas elecciones en las que se ha dedicado a perseguir a la oposición, las horas de Mugabe parece que empiezan a estar contadas.

Rice: "El tiempo de Mugabe ha pasado, tiene que irse. Zimbabue ya ha sufrido suficiente"

De todos modos, esta corriente crítica ha sido propiciada en buena medida por las presiones de EEUU y Reino Unido. Hoy, desde Noruega, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, ha dicho que "el tiempo de Mugabe ha pasado, tiene que irse. La gente de Zimbabue ya ha sufrido suficiente. Pero Estados Unidos no puede actuar solo, sin la ayuda de los países de la región es difícil tener las herramientas necesarias para llevar a cabo una acción justa".

Rice resaltó que varios países africanos se habían mostrado favorables a presionar a Zimbabue, pero lamentó que otros se habían quedado "callados", lo que dificultaba la salida de Mugabe, al que culpó de unas elecciones y un proceso posterior "vergonzosos". En relación a los efectos de la crisis económica sobre la población, Rice dijo que a pesar de su oposición al Gobierno de Mugabe EEUU no negará "ayuda" a su población.

"Si Mugabe se niega a dimitir tiene que haber uso de la fuerza militar"

Por la fuerza

Al mismo tiempo, el arzobispo sudafricano Desmond Tutu ha sido mucho más claro y ha instado a los países africanos a usar la fuerza militar para sacar del poder al presidente de Zimbabue si se niega a dimitir. En una entrevista con la televisión pública holandesa emitida anoche, el dirigente religioso dijo que si Mugabe se niega a dimitir "tiene que haber uso de la fuerza militar".

Tutu, quien fue premio Nobel de la Paz en 1984, también se mostró partidario de que Mugabe sea acusado por la Corte Penal Internacional (CPI) de la ONU, que tiene sede en La Haya. "Creo que el mundo debe decirle: usted ha sido responsable de serios crímenes y va a enfrentarse a una acusación en La Haya si no dimite".

Preguntado por si se debía o no usar la fuerza para destituir a Mugabe, Tutu respondió que "si él se niega, se debe usar la fuerza militar", la cual debería ser desplegada por la Unión Africana o la Comunidad de Desarrollo del Sur de África (SADC, por sus siglas en inglés). No era la primera vez que Tutu se manifestaba en este sentido.

Crisis insuperable

Zimbabue está inmerso en una crisis económica desde que su presidente Mugabe llevó a cabo en el año 2000 una reforma agraria que ha destruido la industria agropecuaria del país. La economía del país está sumida en un absoluto caos, sin suministro de alimentos y otras mercancías esenciales, más de un 80 por ciento de desempleo y una inflación astronómica, que oficialmente alcanza los 231 millones por ciento, por lo que la moneda local ha perdido totalmente su valor y la población su poder adquisitivo.

La descontrolada inflación ha causado el desabastecimiento y los precios de los pocos productos que hay en los supermercados pueden cambiar varias veces en un solo día, lo que unido a la rápida depreciación del dólar zimbabuense obliga a la población a sacar su dinero del banco y gastarlo antes de que pierda todo su valor.

Naciones Unidas considera que más de 5 millones de personas, casi la mitad de la población, necesitará ayuda alimentaria para sobrevivir a partir de enero próximo, mientras el actual Gobierno del presidente Mugabe pone trabas para la actuación de las agencias y organizaciones internacionales en este campo. Además, una epidemia de cólera que ya ha matado a más de 500 personas, ha desatado el estado de emergencia en el país.