Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

El rey Abdala dice que el petróleo no debe convertirse en un "método de conflicto"

EFE ·17/11/2007 - 10:52h

EFE - La OPEP inauguró hoy en Riad la tercera cumbre del cartel desde su creación en 1960. En la imagen, el rey de Arabia Saudí, Abdala bin Abdelaziz (dcha.), junto al presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad.

El rey saudí Abdala bin Abdelaziz consideró hoy que el petróleo no debe convertirse en un "método de conflicto", e instó a los consumidores y los productores a intensificar su cooperación en los ámbitos de energía, clima y medioambiente.

"El petróleo es una energía de construcción y no debe convertirse en un método de conflicto", dijo el rey Abdala, presidente de la tercera cumbre de la OPEP, inaugurada hoy en Riad.

El monarca saudí, cuyo país es el mayor productor y exportador de crudo del mundo, anunció que el reino wahabí ha decidido dedicar 300 millones de dólares "como un núcleo para un programa de investigaciones sobre la energía, el clima y el medioambiente".

El rey Abdala hizo esta declaración después de que el jefe de Estado venezolano, Hugo Chávez, presidente de la segunda cumbre del de la organización (del año 2000) exigiera que la OPEP tenga un papel político "para exigir respeto a nuestros países", y "para que los países desarrollados dejen de dirigir amenazas" contra los miembros del cartel.

El soberano recordó que "desde su creación hace cerca de 50 años, nuestra organización toma en consideración dos objetivos principales; el primero es proteger los intereses de los países miembros, y el segundo, proteger a la economía mundial de los temblores repentinos del precio del crudo".

"La OPEP siguió comprometida con estos objetivos, a cuenta de sus intereses, ya que la prosperidad mundial es para todos", dijo el rey.

"Aquellos que quieren que la OPEP sea una organización monopolista ignoran que siempre tomaba sus decisiones con sabiduría", agregó.

El rey saudí consideró, sin embargo, que el actual precio del petróleo, "si tomamos en consideración los actuales niveles de inflación, no equivale al de principios de los años ochenta".