Archivo de Público
Jueves, 4 de Diciembre de 2008

Pakistán asegura que no permitirá a los terroristas utilizar su territorio

Condolezza Rice exige a Islamabad una respuesta contundente tras los atentados de Bombay. El gobierno paquistaní ha querido reiterar su "firme compromiso" en la lucha contra el terrorismo

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·04/12/2008 - 10:49h

EFE - La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, estrecha la mano al primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, durante la reunión mantenida en Islamabad.

La secretaria de Estado estadounidense, Condolezza Rice, ha viajado hasta Islamabad en un esfuerzo por mediar en el conflicto entre Pakistán y la India. Rice, quien ayer ya inició contactos con las autoridades indias, exigió al gobierno paquistaní dar una respuesta "contundente" y "eficaz" tras los atentados de Bombay.

Por su parte, el gobierno de Pakistán ha querido reiterar su "determinación" en "no permitir" que su territorio se utilice para lanzar ataques terroristas. En un comunicado, Guilani reafirmó el "firme compromiso de Pakistán en la lucha contra el terrorismo" y recordó que su país ha condenado "en los términos más contundentes" el asalto terrorista a Bombay y ofrecido al Gobierno indio su "total cooperación" en la investigación.

Rice se entrevistó con el el presidente paquistaní, Asif Ali Zardari, y el primer ministro, Yusuf Razá Guilani. En una rueda de prensa, de la que las cadenas paquistaníes han emitido un extracto, volvió a insistir en la "urgencia" de llegar hasta el fondo en la investigación del atentado y prevenir otro en el futuro.

Terroristas entrenados en Pakistán

El subcomisario de la policía de Bombay, Rakes Maria, que se encarga de la investigación de la masacre de los atentados de Bombay, ha declarado que los terroristas que llevaron a cabo los ataques fueron entrenados cuidadosamente durante los tres últimos meses en Pakistán.

Kasab declaró que disparó a un niño ya que "no paraba de llorar"

Maria aseguró  que el único terrorista detenido, Ajmal Amir Kasab, de 21 años , fue quien facilitó dicha información. Maria describió a Amir Kasab, de 21 años, como "un asesino a sangre fría", en declaraciones recogidas por la cadena norteamericana CNN. Kasab declaró a la Policía que disparó a un niño pequeño y le atacó de nuevo hasta acabar con su vida ya que "no paraba de llorar".

El subcomisario indio explicó que Kasab pasó los últimos 18 meses entrenando en varios campos controlado por el grupo islamista radical Lashkar e Taiba, de Pakistán y vinculado a Al Qaeda. En ese sentido, Kasab declaró a los agentes que se unió al grupo seis meses antes de que comenzara a entrenarse en la ciudad de Muzaffarabad, situada al borde del Himalaya.