Archivo de Público
Miércoles, 3 de Diciembre de 2008

El Gobierno vasco y los empresarios convocan una manifestación tras el funeral de Ignacio Uría

El lehendakari ha convocado este marcha de protesta contra ETA tras condenar rotundamente el asesinato

PÚBLICO.ES/EFE ·03/12/2008 - 19:04h

JUAN HERRERO/EFE - El lehendakari, Juan José Ibarretxe, durante la conferencia de prensa ofrecida hoy en San Sebastián para condenar el asesinato del empresario Ignacio Uría.

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, ha convocado una manifestación, junto a Confebask y otras instituciones, mañana en Azpeitia (Guipúzcoa), al término del funeral por el empresario Ignacio Uría, asesinado hoy por ETA, en protesta por este atentado y en solidaridad con los empresarios vascos.

Ibarretxe, quien ha recordado que además de la manifestación mañana tendrán lugar las concentraciones habituales tras un atentado, ha hecho esta convocatoria en una rueda de prensa en la que, visiblemente indignado, ha condenado con rotundidad el asesinato del empresario guipuzcoano Ignacio Uría, tiroteado esta mañana en Azpeitia.

En la comparecencia del lehendakari, celebrada en San Sebastián, han estado presentes varios miembros de su gabinete, como Nuria López de Gereñu y Ana Agirre, así como el diputado general de Guipúzcoa Markel Olano, el presidente de Confebask, Miguel Lazpiur, y el de Adegi, Eduardo Zubiaurre, quienes han secundado la convocatoria de la manifestación.

Valentía de los empresarios y cobradía de los etarras

La familia aún no ha comunicado cuándo se oficiará el funeral por Ignacio Uría, según la funeraria encargada del traslado del cuerpo.

"Márchate y sal de nuestra vida para siempre"

Durante su intervención, el máximo mandatario vasco ha avanzado que la protesta servirá de "testimonio de solidaridad" con los allegados de Ignacio Uría, así como para dar un "emocionado abrazo" a todos los empresarios de quienes el pueblo vasco se siente "orgulloso" y para decirle a ETA: "Márchate y sal de nuestra vida para siempre".

El lehendakari se ha dirigido a ETA en un tono de gran firmeza para decirle que el pueblo vasco "no olvidará nunca" los "atroces asesinatos" con los que "está torturando a toda la sociedad vasca", al tiempo que ha recordado que ser empresario en Euskadi es un ejercicio de "valentía".

Tras expresar su convicción de que el asesinato de Ignacio Uría ha sido realizado "con una enorme cobardía", Ibarretxe ha utilizado la ironía al asegurar que matar a una persona de 71 años es una "forma curiosa" de defender al pueblo vasco. "¡Qué valentía!", se ha lamentado.

"ETA ha asesinado a una persona buena como un pan", "un trabajador normal", "un hijo del pueblo", ha indicado el lehendakari antes de pedir a la sociedad vasca que no se deje engañar cuando la organización terrorista intente "tergiversar" y hacer ver que ha matado a un empresario que construía el Tren de Alta Velocidad, porque realmente Uría era una persona que trabajaba por el "bienestar" de Euskadi en esa y en otras muchas obras.

La paz es la mejor inversión

La sociedad vasca necesita "más que nunca" a los empresarios

El máximo mandatario vasco se ha dirigido a los representantes de los empresarios vascos presentes en la rueda de prensa para decirles que, en el actual momento de crisis, la sociedad vasca les necesita "más que nunca", ya que sin empresas no puede haber "ni trabajo ni bienestar". "Cuando más os necesitamos, ETA asesina a uno de los vuestros y de los nuestros. Es incomprensible", ha agregado Ibarretxe.

Ha reclamado también a la sociedad y a los medios de comunicación que sean "discretos" con "el tema de la seguridad" de los amenazados en el País Vasco y ha recalcado que las instituciones vascas y la Ertzaintza "se dejarán la piel" en la "defensa" de estas personas".

Ha citado asimismo la figura de José María Korta, otro empresario guipuzcoano asesinado por ETA en el año 2000, para recordar que "la paz es posible", como solía asegurar esta víctima de ETA.

Ha destacado, en este sentido, la necesidad de detener y juzgar a los terroristas y de renovar el compromiso de la sociedad con "la construcción de la paz" que "es la mejor inversión posible".