Archivo de Público
Miércoles, 3 de Diciembre de 2008

España reclama a la OTAN un "plan de acción" en Afganistán

Según Miguel Ángel Moratinos, no se trata de enviar más soldados sino de "ver lo que no funciona para el éxito del proyecto"

EFE ·03/12/2008 - 14:13h

EFE - El ministro de Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, asiste a la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN.

España y otros países de la OTAN reclamaron hoy un "plan de acción" para convertir en "resultados concretos" su estrategia en Afganistán, lo que no implica el envío de más soldados, según el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, sino "ver lo que no funciona para el éxito del proyecto".

Sin embargo, el secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, reclamó más tropas a los aliados durante la reunión ministerial de Asuntos Exteriores celebrada ayer y hoy en Bruselas "si queremos sade una situación en la que no perdemos, pero tampoco ganamos", lir aseguró en rueda de prensa.

En la actualidad, hay 51.350 soldados de 41 países en Afganistán, de los que 780 son españoles.

Tanto Moratinos como De Hoop participarán en la Conferencia Internacional convocada el próximo 14 de diciembre en París para analizar vías de estabilización y desarrollo de Afganistán, junto a sus países vecinos. Moratinos recibió la invitación de su homólogo francés, Bernard Kouchner, quien organizará dicho encuentro, durante la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de países de la OTAN.

En la actualidad, hay 51.350 soldados de 41 países en Afganistán, de los que 780 son españoles

En opinión del ministro Moratinos, la actual estrategia aliada en Afganistán "sigue siendo considerada justa y adecuada, ya que busca una mayor afganización de las fuerzas armadas y la reconstrucción del Estado de Derecho".

"Por lo tanto, lo que tenemos que hacer es un mayor esfuerzo para que la coordinación de las distintas instituciones y organizaciones internacionales que están involucradas en Afganistán puedan dar más resultados", dijo.

Además, hoy los aliados han insistido en que "no hay una solución sólo militar en Afganistán", por lo que debe redoblarse el esfuerzo civil y de formación de las fuerzas de seguridad locales, así como la colaboración con el gobierno, los municipios o las tribus.