Sábado, 17 de Noviembre de 2007

El presidente de Renfe espera pulir el fin de semana los pequeños problemas detectados en la C-2

EFE ·17/11/2007 - 12:35h

EFE - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

El presidente de Renfe, José Salgueiro, ha explicado hoy que este fin de semana esperan "pulir" los pequeños problemas o defectos que se observan en la línea C-2 para que la reapertura parcial iniciada hoy, se lleve a cabo sin ningún problema el lunes.

José Salgueiro ha reconocido que en el primer día de restablecimiento parcial de la línea C-2 de Cercanías ha habido algunos retrasos, aunque confía en que a partir del próximo lunes "todo vaya bien".

El responsable de Renfe, que ha hecho estas declaraciones desde la estación de Castelldefels, ha explicado que este fin de semana intentarán "pulir los defectos" que observen para dar "la mejor respuesta posible" a los ciudadanos a partir del próximo lunes, cuando miles de pasajeros volverán a usar la C-2 Sur para llegar hasta Barcelona.

Salgueiro ha pedido "paciencia" a los ciudadanos y espera que estos perciban "lo menos posible" el efecto negativo que supone la actual situación.

El presidente de Renfe ha aprovechado la ocasión para recordar que los billetes de tren de las líneas de Cercanías interrumpidas serán gratuitos hasta que el AVE no llegue a Barcelona.

José Salgueiro ha estado acompañado por el director de Cercanías Renfe, Miguel Ángel Remacha, quien ha anunciado que los seis trenes que circularán por la línea C-2 Sur hasta Barcelona podrán transportar cada hora a 4.500 pasajeros hasta Barcelona Sants y 3.600 a Gavà.

Remacha también ha admitido que a primera hora de la mañana ha habido algunos "desajustes", aunque ha destacado que la jornada se está viviendo con "total normalidad".

El director de Cercanías Renfe espera dar la respuesta "más eficiente posible" el próximo lunes, y para ello ha previsto que veinte autobuses estén de reserva junto a la estación de Sants "por si surge un problema", así como dos máquinas de auxilio y un tren de reserva en la estación de Castelldefels.