Archivo de Público
Miércoles, 3 de Diciembre de 2008

Mujeres que toman alcohol corren riesgo de arritmia cardíaca

Reuters ·03/12/2008 - 12:52h

Por Will Dunham

Las mujeres que consumen más de dos copas de alcohol por día correrían mayor riesgo de desarrollar la forma más común de arritmia cardíaca, lo que incrementa las posibilidades de padecer un accidente cerebrovascular (ACV), informaron investigadores.

Estudios previos demostraron que los hombres que consumen tres o más vasos de bebidas alcohólicas al día tienen más riesgo de sufrir fibrilación atrial, pero el peligro en las mujeres no estaba claro.

Expertos de Estados Unidos y Suiza evaluaron a 34.715 mujeres estadounidenses de mediana edad durante más de 12 años. Las participantes no tenían fibrilación atrial al comienzo del estudio.

En tanto, no se registró un mayor peligro en la amplia mayoría de las mujeres que no tomaba alcohol, o sólo bebía hasta dos vasos diarios. Pero aquellas que consumían más de dos copas presentaban un 60 por ciento más de riesgo de desarrollar fibrilación atrial.

La condición aparece cuando las dos cámaras superiores del corazón laten rápida e irregularmente. Dado que la sangre no es bombeada completamente en esas zonas, puede acumularse y formar coágulos. Si uno de esos coágulos llega a una arteria del cerebro, se produce un ACV.

"Las cantidades pequeñas a moderadas de alcohol -hasta dos copas por día- no parecen estar asociadas con un incremento del riesgo", dijo la doctora Christine Albert, de la Brigham and Women's Hospital y la Escuela de Medicina de Harvard.

"Pero si se toman más de dos copas por día y se está buscando una forma de disminuir el riesgo de fibrilación atrial, reducir el consumo de alcohol sería útil", agregó Albert, quien participó en el estudio publicado en Journal of the American Medical Association.

Sólo alrededor del 4 por ciento de las mujeres del estudio informó beber esa cantidad de alcohol.

Albert manifestó en una entrevista telefónica que el diseño del estudio no le permitía a los investigadores establecer con certeza que el alcohol era la causa del aumento del riesgo. Pero ese nivel de alcoholismo señalaría un estilo de vida general menos saludable, añadió la experta.

"La mayoría de los estudios que han observado el alcohol y la fibrilación atrial fueron desarrollados fundamentalmente en hombres. Por ello, queríamos observarlo en las mujeres porque las relaciones podrían ser diferentes; y las mujeres también toman distintas cantidades de alcohol y tienen patrones diferentes de alcoholismo que los hombres", finalizó Albert.