Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

Ban Ki-moon invita a los políticos a coger el relevo de los científicos y tomar medidas en 2009

EFE ·17/11/2007 - 12:27h

EFE - El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon (d), saluda al president de la Generalitat, Francisco Camps, a la entrada del Museo Príncipe Felipe de Valencia, donde hoy se clausura la 27 reunión del Panel Intergubernamental contra el Cambio Climático (IPCC).

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo hoy que una vez que los científicos "han hecho su trabajo" los políticos deben relevarles y adoptar medidas antes de 2009, pues "no se puede perder el tiempo" y es necesaria "una acción concertada mundial".

Ban Ki-moon lanzó este mensaje en una rueda de prensa posterior al cierre de la XXVII Reunión Plenaria del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU, que se ha celebrado esta semana en la ciudad española de Valencia (este).

"Hay que hacer algo antes de 2009", aseguró Ban Ki-moon, quien se comprometió a tratar de que la voluntad expresada por los responsables políticos en la lucha contra el cambio climático "se mantenga hasta que se pueda tomar el relevo al protocolo de Kioto" a partir de 2012.

Será una "singladura larga y difícil", reconoció el secretario general de la ONU, pero insistió en la necesidad de que los líderes mundiales reflexionen sobre esta cuestión y tomen medidas "con voluntad política firme", porque, de lo contrario, dijo, "no será posible" reducir las emisiones de CO2 en el tiempo previsto.

También manifestó Ban Ki-moon que el mensaje recogido en el documento de síntesis, debatido y aprobado en esta cumbre por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático, "no puede ser más sencillo: la amenaza del cambio climático es real y la forma de combatirlo es sencilla".

A su juicio, el documento "da una visión sobre cambio climático sucinta y, de forma sencilla, sienta la base para la conferencia sobre cambio climático de Bali", que tendrá lugar en diciembre próximo, y que definió como una "conferencia esencial donde los políticos deben llegar a un acuerdo para las medidas necesarias a adoptar".

"Creo que los científicos han determinado con claridad y con una sola voz que el calentamiento global da un paso vertiginoso", manifestó Ban Ki-moon, quien expresó su optimismo respecto a la posibilidad de que los países se impliquen en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ban Ki-moon destacó que hasta 2015 hay plazo para que las emisiones puedan seguir aumentado, y entonces "deben empezar a reducirse", y señaló que el problema será "cómo compartir la carga", un reto que, a su juicio, "no se puede resolver salvo que todos los países se comprometan a seguir unos principios de justicia, equidad y ética".

El secretario general de la ONU dijo que tiene "esperanzas puestas en todos los países" y animó a China y a Estados Unidos a que "desempeñen un papel más constructivo en las próximas negociaciones" porque cree que "ambos pueden y deben liderar el cambio, cada uno a su manera".

El secretario general de la ONU expresó su deseo de "rendir un homenaje al presidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático, Rajendra Pachauri, así como a todos los científicos que han trabajado sin cejar en su empeño para hacernos entender el cambio climático".

Asimismo, reconoció la labor del Programa de la ONU para el Medio Ambiente (UNEP) y de la Organización Meteorológica Mundial (WMO) y expresó su gratitud hacia el Gobierno español y el gobierno de la región de Valencia por su "hospitalidad".

Pachauri afirmó que "nunca antes un líder de la ONU se había mostrado tan comprensivo con las acciones que se necesitan para luchar contra el cambio climático" como Ban Ki-moon y señaló que el documento de síntesis ha sido un "trabajo ingente", cuyas conclusiones "deben aceptar" los líderes políticos mundiales.

Según Pachauri, es necesaria "una nueva ética según la cual cada ser humano asuma la importancia del cambio al que nos enfrentamos y actúe en consecuencia con cambios en su estilo de vida".

El presidente del gobierno de Valencia, Francisco Camps, agradeció a Ban Ki-moon por elegir la región para ubicar una sede de la ONU, en la que, dijo, se hablará "de defensa, paz, presencia y apuesta por la concordia entre los pueblos del área mediterránea".