Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

Zapatero dice que el Gobierno será inflexible contra grupúsculos ultras o xenófobos

EFE ·17/11/2007 - 13:28h

EFE - El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero (c), junto al secretario de Organización de la formación, José Blanco (izda), y el jefe del Ejecutivo andaluz y presidente del partido, Manuel Chaves, al inicio de la reunión del Comité Federal de los socialistas, en la que éste ha sido ratificado por aclamación como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía.

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado hoy que su Ejecutivo trabaja por garantizar la seguridad y la convivencia, y ha prometido que será "inflexible" ante "grupúsculos ultras" o xenófobos.

Durante su intervención inicial ante el Comité Federal del PSOE -máximo órgano de dirección del partido entre Congresos- Zapatero ha insistido en que la convivencia democrática, el diálogo, el respeto y la tolerancia son "señas de identidad" de su gabinete, igual que garantizar las libertades y la seguridad de los ciudadanos.

"Pensando en la convivencia quiero deciros que el Gobierno va a ser inflexible ante cualquier expresión de grupúsculos ultras o que practiquen la xenofobia", ha prometido, justo el fin de semana en el que se han convocado en Madrid cuatro manifestaciones o actos de distinto signo con ocasión del 20-N, dos de ellas expresamente prohibidas por la Delegación del Gobierno.

Tras recordar que una de las prioridades de su gabinete es garantizar la seguridad en calles y barrios y que, por ello, se han incrementado "de manera notable" los efectivos de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estad, ha agregado que ni el Ejecutivo ni el partido apuestan por la seguridad privada.

"Desde luego, lo que no va a ser receta del PSOE ni del Gobierno socialista ante la seguridad es privatizar, ésa no va a ser la respuesta; sólo faltaría que con el esfuerzo que hacen los ciudadanos con sus impuestos tuviéramos que decir que no somos capaces de controlar a los funcionarios, gestionar lo público y dar una respuesta adecuada", ha comentado.