Archivo de Público
Martes, 2 de Diciembre de 2008

British Airways presiona a Iberia con una fusión paralela

La aerolínea británica anuncia por sorpresa negociaciones para unirse a la australiana Qantas

SUSANA R. ARENES ·02/12/2008 - 22:34h

British Airways, que en verano tenía tan claro que quería casarse con Iberia, se descolgó ayer por sorpresa con una nueva aventura. La aerolínea británica anunció que mantiene negociaciones con la australiana Qantas Airways para una fusión al estilo de la que había planteado con Iberia, es decir, manteniendo cada negocio y la cotización por separado bajo una compañía paraguas. Con esta unión, se crearía una aerolínea con ingresos de más de 18.100 millones. Una fusión a tres bandas diluiría el peso de Iberia en la nueva aerolínea que surgiera.


El anuncio de British llega días después de que Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, primer accionista de Iberia (23%), dijera que la fusión con British "a lo mejor va más lenta de lo que nos gustaría".


Algunos analistas interpretan la jugada como un intento de presión por parte de la aerolínea que preside Willie Walsh para negociar una mejor posición de British en la compañía conjunta que quiere crear con Iberia. Otra señal es que el comunicado de la línea aérea británica deja todas las posibilidades abiertas y asegura que "las conversaciones entre British Airways e Iberia continúan". Es más, fuentes de la aerolínea dijeron a Europa Press que las dos negociaciones son "independientes", pero pueden llegar a ser "complementarias".


El problema es que British no quiere que Iberia mande demasiado en la compañía que crearían ambas y que, desde el verano, la española ha elevado su posible futuro peso hasta el 46%. El déficit del fondo de pensiones que tiene British Airways y las disensiones sobre los puestos de poder en la fusionada obstaculizan los avances de la negociación.


La bolsa aplaude la unión

Los inversores premiaron ayer a Iberia con la mayor subida de la bolsa, un 9,47%, hasta 2,08 euros y creyeron, como dijo ayer British, que las dos fusiones son "complementarias". La británica subió un 12,5% en el parqué de Londres.


La balanza se inclina del lado de Iberi
a
Desde que en julio pasado British Airways e Iberia anunciaran una fusión, está sobre la mesa el canje de acciones que llevarán a cabo, es decir, el intercambio de títulos entre las dos compañías para crear una nueva con la unión. Esta transacción con ‘papelitos', en la jerga financiera, ha ido cambiando a favor de Iberia desde el 33% inicial al 46% actual. Por un lado, Iberia reforzó el mes pasado al 9,07% su peso como primer accionista en British, que, a su vez, tiene el 13% en la española. Además, Iberia presenta mejores cuentas que su competidora: hasta septiembre ganó 66 millones, un 77% menos, pero British entró en pérdidas entre abril y septiembre con números rojos de 77 millones de euros.

En cuanto al valor en bolsa de las dos compañías, la brecha se ha reducido sustancialmente. La aerolínea británica ha caído un 49% en lo que va de año en el parqué, a pesar del subidón de ayer, mientras, Iberia ha bajado en bolsa un 31% desde enero. Con esta brecha, la española vale en el mercado 1.982 millones, sólo 187 millones menos que British, lo que le daría derecho a más peso en la fusionada.