Archivo de Público
Martes, 2 de Diciembre de 2008

Un Romeo y Julieta con colmillos

Se estrena Crepúsculo, adaptación del best-seller de Stephenie Meyer que causa estragos entre los adolescentes

AIDA M. PEREDA ·02/12/2008 - 21:15h

El viernes llega a las carteleras españolas Crepúsculo, la esperada adaptación del libro que inició la exitosa saga literaria creada por la escritora Stephenie Meyer. ¿Una historia más sobre vampiros? El argumento del filme cuenta con ingredientes tan atípicos como su protagonista: un chupasangre vegetariano y fan de Debussy al que le gusta ser fotografiado.

Dirigida por Catherine Hardwicke, no nos cabe duda de que Crepúsculo encabezará la taquilla pronto. En su primer fin de semana en EEUU, recaudó casi el doble de los 37 millones de dólares que costó.

Acostumbrada a filmar películas de estética independiente, como Thirteen (2003), Hardwicke no se había visto hasta ahora involucrada en un proyecto de tal envergadura. No obstante, se trata de una superproducción barata, alejada de los 200 millones de dólares que costó la última entrega de Bond o los 185 de El caballero oscuro.



Casting adolescente

Enfocada a un público mayoritariamente juvenil, el reparto  está encabezado por el inquietante Robert Pattinson (Harry Potter y el cáliz de fuego), que da vida a Edward, un vampiro sensible e inteligente que se enamorará de una mortal, Bella, interpretada por Kristen Stewart (Hacia rutas salvajes).

La actriz, que cumplió la mayoría de edad en pleno rodaje, cuenta que lo que más le atrajo de su personaje fue su fortaleza y coraje para encarar una relación rebosante de riesgo.

La directora explica que cuando vio el trabajo de Stewart lo tuvo claro: “Bella es un personaje con una gran carga dramática, algo para lo que resultaba muy útil la gran experiencia de Kristen. Posee una vulnerabilidad devastadora que es perfecta para Bella”.

Lo más complicado fue elegir al actor que debía dar vida a Edward. “Tenía que tenerlo todo. Ser guapo, peligroso, lleno de angustia e inteligente. Había muchos chicos guapos, pero no eran peligrosos. Otros eran bastante peligrosos, pero no lo suficientemente guapos”, asegura Hardwicke. Y Rob Pattinson, promocionado como el nuevo Jude Law, conseguía reunir todas esas facetas.

¿El resultado? Una historia épica sobre un amor imposible entre dos seres antagónicos. Terror y romanticismo para intentar competir con el popular Harry Potter, otro fenómeno literario que ha sido trasladado a la gran pantalla, con resultados muy favorables, sobre todo para los productores de lo que ya es un bombazo.

En tres minutos 

Catherine Hardwicke, directora de ‘Crepúsculo’

"Somos la uña de Potter"

¿Qué le impulsó a adaptar la saga de Meyer?

Me atrajo la obsesión de Meyer con la historia de amor. Quería ser partícipe de esa obsesión y llevar a la pantalla esta especie de Romeo y Julieta  con vampiros.

¿Ha participado la autora en el proyecto? ¿Qué le ha parecido la película?

Por supuesto. Leyó el primer guión y nos lo devolvió con muchas notas. Luego estuvo dos semanas en el rodaje en Oregon y también participó en la postproducción. Está muy contenta con el resultado. Las diferencias le gustaron, fueron sorpresas añadidas.

¿Cómo fue el rodaje?

Muy duro, alrededor de cincuenta días. Sólo necesitábamos nubes, pero hubo mucho viento, lluvia, nieve y también granizo. ¡Un tiempo miserable!

¿Cree que sólo interesará a un público adolescente?

No, es para todas las edades. Romeo y Julieta o Titanic tienen actores muy jóvenes, pero llegan a todo el mundo.

¿‘Crepúsculo’ puede ser el nuevo Harry Potter?

Harry Potter es un gran negocio. Tiene unas inversiones impresionantes y grandes efectos especiales. Somos como la uña pequeña del dedo de Harry Potter, pero vamos a infectarle el pie y conseguir que se caiga.