Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

El "Ministro de Cultura" vaticano pide a los médicos limitar las terapias inútiles

EFE ·17/11/2007 - 14:39h

EFE - El arzobispo Gianfranco Ravasi durante una ceremonia celebrada por el papa Benedicto XVI en la Basílica de San Pedro del Vaticano, el sábado 29 de septiembre.

El presidente del Consejo Pontificio de la Cultura, Gianfranco Ravasi, pidió a los médicos que limiten la aplicación en los enfermos en fin de vida de terapias demasiado invasivas y opresivas, que resultan inútiles.

En una entrevista publicada hoy por el diario "Corriere della Sera", Ravasi, puso como ejemplo que el papa Juan Pablo II rechazó el "ensañamiento terapéutico" al explicar que en fin de vida "hay que evitar los tratamientos demasiado invasivos".

El "ministro de Cultura" del Vaticano, señaló que aunque la Iglesia católica condena la eutanasia también se opone al "ensañamiento terapéutico".

"A veces no se respetan los límites que separan la terapia necesaria y la inútil", añadió Ravasi, que aseguró que "la vida hay que defenderla a toda costa pero también hay que defender su dignidad".

Ravasi consideró que en algunas ocasiones "los médicos van más allá de los tratamientos indispensables y someten a sus pacientes a terapias opresivas que no obtendrán algún resultado".

Los miembros de la Curia siempre han puesto como ejemplo que el caso del papa Juan Pablo II como "rechazo" del ensañamiento terapéutico en contraposición con la eutanasia.

El "ministro de Sanidad" de la Santa Sede, el cardenal mexicano Javier Lozano Barragán, explicó hace algunas semanas que Karol Wojtyla prefirió permanecer en el Vaticano cuando le aseguraron que no mejoraría tras su hospitalización.

Las declaraciones de Lozano Barragán se produjeron pocos días después de que una anestesista de la Universidad italiana de Ferrara, Lina Pavanelli, en un artículo publicado por la revista "Micromega", afirmase que Wojtyla "fue ayudado a morir",lo que, según ella, fue una aplicación la eutanasia.