Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

El tráfico ferroviario recupera la normalidad tras una huelga exitosa, según los sindicatos

EFE ·17/11/2007 - 03:07h

EFE - Trenes de los ferrocarriles alemanes Deutsche Bahn estacionados en una estación de Fráncfort ayer.

El tráfico ferroviario regresa poco a poco a la normalidad en Alemania tras una huelga de tres días calificada hoy por el presidente del sindicato de maquinistas (GMT), Manfred Schell, de "muy exitosa".

"Estamos contentos. El resultado de esta huelga ha sido un éxito", declaró Schell tras concluir la huelga, la más larga de la historia de los ferrocarriles en este país.

Las razones que impulsaron la movilización siguen sin embargo pendientes en tanto que la patronal, en este caso la empresa estatal Deutsche Bahn, no ha respondido a las demandas salariales de GMT.

Schell confirmó hoy que el próximo martes el sindicato decidirá como continuar y eso incluye la huelga indefinida en el supuesto de que Deutsche Bahn, empresa que el Gobierno privatizará, no presente una nueva oferta de negociación.

El próximo encuentro entre el sindicato y la dirección de Deutsche Bahn será mañana en un programa de debate político de la cadena de televisión pública ARD, al que están invitados Schell y la directora de Personal, Margret Suckale.

El ministro alemán de Transportes, Wolfgang Tiefensee, dijo ayer que observa "movimiento" tanto en el sindicato, como en la dirección de la empresa para volver a las negociaciones, y se mostró confiado en que "ambas partes se sienten a la vista de los perjuicios económicos, sobre todo, en el Este del país".

El Instituto alemán para la Investigación Económica (DIW) cifró los costes diarios de la huelga en el transporte ferroviario de mercancías en 50 millones de euros (73 millones de dólares).

GDL es el menor de los tres sindicatos de Deutsche Bahn y cuenta con unos 32.000 afiliados, entre ellos maquinistas, revisores y personal de servicios, según sus cifras, a los que paga 45 euros (65,7 dólares) por cada día que secundan la huelga.

El Instituto de la Economía Alemana de Colonia (IW) cree que GDL dispone de 15 millones de euros (22 millones de dólares) para afrontar el pago a sus afiliados en periodo de movilizaciones.

Deutsche Bahn informó de que los trenes de cercanías fueron los más afectados por la acción de protesta, ya que sólo circuló entre el 30 y el 50 por ciento de las conexiones.

En las conexiones regionales, funcionó entre el 20 y el 50 por ciento de los trenes, según las regiones, al tiempo que en las de larga distancia circularon dos tercios de las locomotoras de transporte de viajeros.

La movilización provocó importantes atascos en los accesos a las grandes ciudades, debido a que muchas personas optaron por utilizar el automóvil para viajar o ir a trabajar, y algunas empresas transportaron su carga en camiones.

Desde julio el sindicato GDL convoca huelgas para presionar a Deutsche Bahn y lograr un convenio colectivo diferenciado del resto de los empleados de la empresa, además de mejoras salariales para los maquinistas que tienen un salario bruto de 2.500 euros.

La compañía ofrece a los maquinistas un aumento salarial de hasta el 10 por ciento a partir de 2008 si incrementan su semana laboral dos horas, y una paga extra de 2.000 euros que incluiría el pago de 1.400 euros por las horas extraordinarias trabajadas este año.