Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

El PP a Chávez: "El que tiene que pedir perdón es él por ser tan grosero"

EFE ·17/11/2007 - 09:51h

EFE - El presidente venezolano, Hugo Chávez, reiteró ayer en Caracas, durante una entrevista para la televisión que "lo menos" que espera es que el Rey de España le ofrezca "excusas" por lo ocurrido en la Cumbre de Santiago, aunque dijo también que no quiere que se agrave la polémica.

El portavoz de Exteriores del grupo popular en el Congreso, Gustavo de Arístegui, ha advertido hoy al presidente venezolano, Hugo Chávez, de que es él quien debe pedir perdón al Rey por haber sido "tan grosero" de interrumpir la Cumbre de Chile, "nada menos" que la "sesión solemne de clausura".

Así lo ha manifestado De Arístegui, en declaraciones a los periodistas durante la segunda jornada de la Conferencia política que el PP, después de que el presidente venezolano reiterara ayer que "lo menos" que espera es que el Rey de España le ofrezca "excusas" por lo ocurrido en la última Cumbre Iberoamericana.

En la sesión de clausura de la Cumbre Iberoamericana de Chile, mientras José Luis Rodríguez Zapatero defendía al anterior jefe del Ejecutivo, José María Aznar, de las descalificaciones que Hugo Chávez había proferido contra él, ante las constantes interrupciones de Chávez, Don Juan Carlos le espetó: "¡Por qué no te callas!" .

Para De Arístegui, Chávez podría pedir excusas si fuera un dirigente "prudente" y si fuera cierto que el Rey se hubiera extralimitado. "Pero no es cierto ni lo uno ni lo otro", ha apostillado.

"El presidente Chávez lo que tiene que hacer es pedir él perdón por ser tan grosero de interrumpir una cumbre, nada menos que la sesión solemne de clausura", ha incidido.

En su opinión, Chávez es una de las personas "más estrafalarias, más histriónicas, más exageradas y más faltonas que existen en el panorama político mundial" y el Rey sólo le emplazó a que "guardara las formas".

"Le estaba pidiendo que hiciera un esfuerzo de entender cuál es la mecánica de una Cumbre, donde se supone que la gente es educada, razonable y civilizada", ha proseguido.

Además, De Arístegui ha instado al Gobierno a que se mantenga firme en la defensa de la "dignidad española" y ha añadido: "Sí, hay que ser prudente y mesurado, pero no hasta el punto de permitir que un dirigente histriónico y estrafalario como el presidente Chávez esté constantemente insultando a España y a los españoles".

"No olvidemos que insultar a un presidente democráticamente elegido es tanto como insultar a los cuarenta y cinco millones" de españoles, ha continuado.

Respecto a la actitud del Gobierno socialista con Venezuela, el portavoz popular ha acusado al Ejecutivo de caracterizarse por su "tibieza" y por "ponerse de perfil" ante todos los problemas y todas las presiones que acaban afectando a los intereses de España.

En este sentido, ha considerado que la actitud del Ejecutivo es "extraordinariamente grave", por lo que le ha exigido que defienda y vigile los intereses de España y de las empresas españolas en Venezuela y en otras partes del mundo.

El portavoz popular ha replicado a quienes, desde "diferentes ámbitos de las izquierdas más radicales dentro y fuera de España", están constantemente acusando a José María Aznar y a otros dirigentes del PP de haber apoyado el golpe de Estado contra Chávez en 2002, que repudia toda alegación en ese sentido.