Archivo de Público
Lunes, 1 de Diciembre de 2008

La economía de EEUU está ya oficialmente en recesión

La caída de la actividad productiva comenzó hace un año, según la Oficina Nacional de Investigación Económica

AGENCIAS ·01/12/2008 - 23:29h

AFP - Henry Paulson, secretario de Estado del Tesoro.

La economía estadounidense se encuentra oficialmente en recesión, según indicó ayer la Oficina Nacional de Investigación Económica (NBER, de acuerdo con sus siglas en inglés), que afirmó en un informe que la contracción comenzó hace un año, en diciembre de 2007.


Según este grupo privado de economistas, que se encarga de poner fecha al inicio y al final de los procesos de recesión, la vez anterior que Estados Unidos estuvo en esta situación fue entre marzo y noviembre de 2001. El grupo, que no tiene fines de lucro, describe una recesión como un periodo en el cual se desacelera el crecimiento económico, los negocios dejan de crecer, cae el empleo, aumenta el desempleo y disminuyen los precios inmobiliarios.


Es, por tanto, un "periodo en el cual la disminución de la actividad económica se propaga a toda la economía, por varios meses, y que se refleja normalmente en el PIB real, el ingreso real, el empleo, la producción industrial y las ventas de mayoristas y minoristas", dice el grupo. "El comité determinó que la disminución en la actividad económica durante 2008 cumple con la norma para una recesión".


La pérdida neta de más de 1,2 millones de puestos de trabajo en los nueve primeros meses del año ha sido hasta ahora el factor mayor que determina el comienzo de la contracción, añadió. La expansión económica que se prolongó durante 73 meses, desde noviembre de 2001 a diciembre de 2007, fue más breve que el ciclo previo de expansión de diez años. Y ya con 12 meses, la contracción actual es más larga que la anterior, que cubrió ocho meses.


Los datos del Gobierno son algo distintos. Según las estadísticas oficiales, la economía de Estados Unidos se contrajo a un ritmo anual del 0,5% en el tercer trimestre después de un ritmo de crecimiento anual del 2,8% en los tres meses anteriores, aunque se espera que haya una nueva caída en el último trimestre del año.