Archivo de Público
Martes, 2 de Diciembre de 2008

Los bancos están divididos ante al venta del 20% de Repsol

La opción de renegociar la deuda de la empresa constructora gana enteros

V. ZAFRA / S. R. ARENES ·02/12/2008 - 10:17h

Bloomberg - La posibilidad de que Lukoil compre el 20% que Sacyr tiene en Repsol pierde enteros.

La posible venta del 29,9% de Repsol a Lukoil tiene múltiples derivadas y cada vez está más paralizada. Políticamente no termina de cuajar, y financieramente en punto muerto. Los bancos acreedores de Sacyr están cada vez más divididos ante esta operación y ante la salida que ha de darse al enorme endeudamiento de la constructora.

Para que la venta a Lukoil salga adelante, es necesario que se pongan de acuerdo casi medio centenar de entidades que prestaron dinero a Sacyr para comprar Repsol. Y eso, hoy por hoy, es poco factible porque, de momento, ni siquiera coinciden los cuatro más grandes (Santander, Caja Madrid, Calyon y Citi), los que están negociando con La Caixa una posible solución.

Si al principio, el escollo eran las garantías que se solicitaban a Lukoil para traspasarle el crédito de 5.175 millones de Sacyr, ahora hay otro casi mayor: algunas entidades prefieren renegociar la deuda de Sacyr. Así se matan dos pájaros de un tiro: se evita la entrada de Lukoil y, al tiempo, se da oxígeno a la constructora. Sería una opción aceptable políticamente, porque salvaría la españolidad de Repsol y evitaría la caída de Sacyr,
que tendría graves consecuencias y que el Gobierno quiere evitar a toda costa.

Pero no todas las entidades prefieren esta opción. Otra posibilidad que está sobre la mesa, aunque fuentes cercanas a la operación la ven complicada, es que Lukoil sólo compre el 20% de Repsol: un 10% a Sacyr y el resto a La Caixa, Caixa Catalunya y Mutua Madrileña.

Todas las opciones a estudio

Por otra parte, el ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, apostó ayer por estudiar y analizar todas las propuestas sobre la venta del 20% de Repsol en manos de Sacyr. Preguntado también por la venta de Itínere a Citi, aseguró que el Gobierno "no opina ni comenta sobre operaciones empresariales privadas", informa Europa Press.

Las cajas BBK y Vital se quedan en Itínere

Las tres cajas vascas -BBK, Kutxa y Vital- han decidido sacar provecho de la opción de venta que tenían sobre el 8% de Itínere. Lo harán de diferente manera. La Kutxa se desprenderá definitivamente de su participación a un precio de 9,5 euros por acción, lo que le supondrá unos ingresos de 151 millones de euros. La BBK y Caja Vital, sin embargo, optaron por recibir acciones de la propia Itínere en lugar de efectivo. De esa forma, la primera elevará su participación al 12,81%, en tanto que la segunda pasará a ostentar el 1,5% del capital. La BBK se comprometió, además, a vender a Citi entre el 3,5% y el 4,5% cuando lance su opa. Se quedará, así, con al menos el 8,31% del accionariado, seguirá en el Consejo de Administración y se asegurará que la sede de la concesionaria de autopistas, y por tanto buena parte del pago de sus impuestos, seguirán en Bilbao.

Con este acuerdo, Sacyr se ha evitado tener que desembolsar en efectivo hasta 565 millones de euros al que ahora no podía hacer frente dada su delicada situación financiera. Aunque la Kutxa ha anunciado su opción de vender, Sacyr todavía trata de conseguir un acuerdo que le evite tener que pagar en efectivo.