Archivo de Público
Lunes, 1 de Diciembre de 2008

Obama confirma a Clinton como secretaria de Estado y conserva a Gates al frente de Defensa

El presidente electo confía el "nuevo amanecer" de la política exterior de EEUU a un equipo con la ex primera dama como secretaria de Estado. Revalida al último secretario de Defensa de Bush

ISABEL PIQUER ·01/12/2008 - 16:45h

Barack Obama ha presentado a los que dirigirán la política de Asuntos Exteriores y de Defensa de EEUU a partir del próximo 20 de enero. Un equipo conservador encabezado por su rival en las primarias demócratas, Hillary Clinton, quien votó a favor de la guerra de Irak y durante la campaña criticó al presidente electo por su “ingenuidad” en temas internacionales, y que incluye al actual secretario de Defensa, Robert Gates.

Un equipo, que en palabras de Obama, deberá presidir al “nuevo amanecer” de la diplomacia estadounidense y aplicar “una nueva estrategia” en el mundo, al reanudar “viejas alianzas y forjar relaciones duraderas”, e “integrar todo los elementos de nuestro poder”, militar, diplomático, económico y moral. Como dijo la futura secretaria de Estado: “EEUU no puede resolver las crisis sin el mundo”, ni viceversa.

Atrás quedaron los ataques y las rivalidades del enfrentamiento que opuso a los dos candidatos durante las inacabables primarias. “Es divertido para la prensa recordar lo que dijimos durante la campaña y me parece bien”, aseguró sonriendo Obama, “pero fuera de eso compartimos la misma visión del mundo”. El haber nombrado a Clinton, añadió el presidente electo, es “un mensaje a amigos y enemigos sobre la seriedad de mi compromiso en restaurar la diplomacia estadounidense”.

El actual secretario de Defensa, Robert Gates, que en sus dos años en el puesto ha sido ampliamente alabado en ambos partidos por remendar los agujeros dejados por su predecesor, Donald Rumsfeld, también se mostró “honrado” por servir con el líder demócrata.

Obama: "Yo seré el que decida la política a seguir y el responsable"

El ex general James Jones, ex jefe de la OTAN en Europa, hará de enlace entre Gates, Clinton y Obama como consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. Susan Rice, asesora de Obama en temas internacionales, será la nueva embajadora de Estados Unidos en la ONU, un puesto que ha sido elevado al rango de Gabinete, con la misión de reforzar el papel de la institución en la prevención de genocidios e impulsar su reforma.

El abogado Eric Holder, nuevo fiscal general (responsable de Justicia), será el encargado de cerrar Guantánamo y revisar las controvertidas leyes antiterroristas de Bush, mientras que la gobernadora de Arizona, Janet Napolitano, dirigirá la Seguridad Interior.

Clinton: "EEUU no puede resolver los problemas sin el mundo"

Preguntado sobre posibles disensiones entre un equipo tan dispar, Obama dijo bien claro que sólo habrá un capitán en el barco. “He reunido este equipo porque creo firmemente en las personalidades y en las opiniones fuertes, espero que tengamos debates enérgicos en la Casa Blanca, pero yo seré quien decida la política a seguir y seré responsable de la visión a aplicar”, dijo el presidente electo.

“Muchos de ellos ya han trabajado juntos en el pasado, y no se hubieran apuntado si no compartieran el mismo propósito: mantener la fuerza militar más grande del planeta, respaldar a nuestros soldados y asegurarse de que pueden llevar a cabo su misión, y combinarlo con una diplomacia potente y sabia”.

Una de las prioridades de Obama será reunirse con la cúpula militar y decidir si puede retirar las tropas de Irak en 16 meses, como prometió durante la campaña. Sin comprometerse, el presidente electo afirmó que escuchará primero las “recomendaciones” de su equipo para garantizar “una transición segura”.