Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

Ferrer intentará destronar al maestro Federer en la final de la Masters Cup

La sensación del torneo y el número uno del mundo, cara a cara mañana para disputarse el último título de la temporada.

PÚBLICO.ES ·17/11/2007 - 11:53h

El tenista David Ferrer celebra un punto ante Andy Roddick. EFE

El tenista español David Ferrer disputará mañana (9:00 horas) la final de la Copa Masters de Shanghai (China), tras derrotar (6-1 y 6-3) al americano Andy Roddick, y se medirá al número uno del mundo Roger Federer, que hizo lo propio (6-4 y 6-1), sin contemplaciones, con Rafa Nadal, después de la disputa de unas semifinales que se resolvieron por la vía rápida. Por tanto, la sensación del torneo se enfrentará por el último título del año ante el número uno del mundo.

Roddick, sin opciones ante un Ferrer sensacional 

El tenista alicantino hizo soñar por unos minutos a la afición española con una final nacional al imponerse a Andy Roddick por la vía rápida en dos sets ante un rival con molestias en la espalda. El de Javea salió a pista con la máxima concetración y ya logró el primer 'break' en el tercer juego (2-1).

Roddick no se encontraba cómodo sobre la pista ante un rival que le obligó a largos peloteos que impidieran su juego de saque y volea. La consecuencia fue la segunda rotura en el saque de manera consecutiva para Ferrer (4-1). Con 5-1 arriba para el español Roddick reclamó la presencia en la pista de los fisioterapeutas, aquejado de molestias en su espalda. El de Nebraska estaba tocado y la vuelta al partido lo demostró: 0-40 y tres bolas de set para Ferrer, que se hizo con el set en su segunda oportunidad (6-1).

En el segundo parcial, la efímera igualdad de los cuatro primeros juegos (2-2), dio paso a la única opción de inquietar a Ferrer que dispuso Roddick al ponerse con un 0-40 que, sin embargo, el español supo solventar, a pesar de cometer dos dobles faltas consectivas en el mismo juego. La ocasión marrada terminó de enterrar las opciones del americano.

Y es que un juego después, el 0-40 fue para el español, que logró materializar la rotura (4-2) con un gran 'passing' cruzado. En los juegos posteriores, Ferrer no perdonó con su saque y se metió por derecho propio, sólo ha cedido un set en todo el torneo, en la final de la Copa Masters, donde se medirá a Roger Federer.

Nadal, vapuleado en el segundo set

El suizo mostró un nivel de juego muy alto ante Rafael Nadal, al que no dio opción alguna, especialmente en el segundo set, donde el manacorí fue la sombra del tenista combativo que acostumbra. Y es que el número dos del mundo sólo fue capaz de apuntarse un punto, motivado además por un error no forzado de su rival que mandó un revés a la red, entre el último juego del primer set y los tres iniciales del segundo.

En el primer set, los dos jugadores mantuvieron un nivel parejo con interminables peloteos desde el fondo de la pista. Entonces, Nadal dispuso de alguna ocasión de robar el saque de su rival, pero no logró consumar la rotura, todo lo contrario que su oponente que lo hizo, además en el peor momento para el balear. Así, el 0-40, con 5-4 a favor del suizo, hizo mucho daño a Nadal, que vio como la primera manga se escapaba con un paralelo a la línea de Federer.

En el segundo, llegó el ya citado derrumbe de Nadal. El español era incapaz de mantener el peloteo con Federer que dominaba los puntos metido dentro de la pista, frente a un rival que corría desde el fondo de lado a lado de la pista de manera infructuosa. No en vano, el suizo se apuntó los trece primeros puntos de este parcial de manera consecutiva para escaparse rumbo a la final (5-0).

Con el partido prácticamente perdido, Nadal logró, al menos, salvar la honra con el juego del honor. Fue un espejismo. Federer cerró el partido con un nuevo golpe a la esquina, que obligó al español a llegar forzado para golpear a la bola, que no pasó la red y frenó las aspiraciones de una final española ante David Ferrer (6-1).