Archivo de Público
Lunes, 1 de Diciembre de 2008

El terrorista detenido fue entrenado en Pakistán

Según un responsable de la investigación, el grupo Lashkar-e-Taiba, al que se acusa de atentar contra el Parlamento indio en 2001, habría aleccionado a los responsables de los atentados

PÚBLICO.ES/REUTERS ·01/12/2008 - 09:37h

Amir, en una imagen captada por las cámaras de Sky News.

El terrorista, Azam Amir Kasav, detenido el pasado jueves tras los ataques en Bombay dijo haber sido entrenado en Pakistán, tal y como ha relatado uno de los oficiales al cargo de la investigación a la agencia Reuters. Dicho entrenamiento lo organizó el grupo Lashkar-e-Taiba y era dirigido por un ex militar pakistaní, de acuerdo con las mismas fuentes.

"Fueron entrenados en multitud de cosas. Manipulación de armas, fabricación de bombas, estratagias de supervivencia y hasta en alimentación", dijo.

El grupo Lashkar-e-Taiba, combatió a los indios en Cachemira y se les responsabiliza de los atentados contra el Parlamento indio en 2001. Además, se cree que tienen vínculos muy próximos con la Inteligencia paquistaní, aunque Islamabad lo niega e insiste en que sigue intentando desmantelarlo.

Ayer, la cadena de televisión NDTV, informó de que durante su interrogatorio, el joven de 21 años dijo no sentirse "arrepentido de lo que había hecho".

Entrenamiento militar

Mientras, las investigaciones apuntan a que los terroristas contaban con información detallada e imágenesde satélite de los edificios atacados, a la vez que hubieran estado registrados en los hoteles Oberoi y Taj Mahal. "Conocían bien los hoteles, pero toda la estructura del Taj está disponible en Internet, desde la composición de las plantas, hasta las salidas de incendio", dijo un oficial de Policía.

Los guardacostas consultados por la agencia británica aseguraron que "está claro que tenían entrenamiento militar" y cuidaron hasta el último detalle para llevar a cabo la sangrienta operación. Según los primeros indicios, podrían haber utilizado un pesquero con bandera india secuestrado el pasado 13 de noviembre para no llamar la atención en su entrada en el puerto de Bombay.

La Policía encontró a uno de los pescadores maniatado y degollado en la cubierta del barco. Además, los guardacostas dicen que interceptaron varias conversaciones de las que se puede deducir que los terroristas tenían planeado regresar a Pakistán después de los ataques.