Archivo de Público
Sábado, 17 de Noviembre de 2007

Detenidos dos franceses en Suiza acusados de matar a un hombre en Valencia

EFE ·17/11/2007 - 11:51h

EFE - Un especialista muestra una prueba de ADN, definitiva para esclarecer casos criminales.

Dos franceses han sido detenidos en Laussane (Suiza) como presuntos autores de la muerte a puñaladas de un español en Valencia el pasado 27 de octubre, cuyo cadáver fue encontrado el 8 de noviembre envuelto en plásticos en un domicilio valenciano con 45 heridas de arma blanca en cuello, tórax y abdomen.

Los dos detenidos, un hombre y una mujer, J.M.L.H, de 22 años y L.N.B., de 54, respectivamente, llegaron anoche a España tras conceder las autoridades lusas su entrega inmediata.

La detención de estos dos ciudadanos franceses fue practicada por la Policía suiza en colaboración con Interpol y con agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional y de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Valencia.

Las pesquisas alrededor de este caso comenzaron el pasado 8 de noviembre con el hallazgo del cadáver en un domicilio de Valencia cuyas habitaciones se encontraban realquiladas, por lo que lo primero que hicieron los agentes fue interrogar a los restantes inquilinos.

De este modo, los investigadores averiguaron que en una de las habitaciones vivían realquilados dos ciudadanos franceses, un hombre y una mujer, que habían abandonado el piso de forma precipitada.

Otro inquilino que pernoctaba en la misma habitación que el fallecido manifestó también que, el pasado 27 de octubre, estuvo viendo la televisión con él y con los dos franceses y después se fue a dormir y desde entonces no volvió a ver a la víctima.

Además, en la inspección ocular que realizó la Policía Científica en la habitación de los franceses se encontraron restos de sangre ocultos por una alfombra que estaba bajo una mesa.

Tras varias gestiones más, la Policía localizó a una persona que aseguró que L.N.B. le visitó y le reveló que J.M.L.H había matado a un hombre y necesitaba su ayuda para ocultar el cuerpo.