Domingo, 30 de Noviembre de 2008

Reforma a la asturiana de las oficinas de empleo

Los servicios de ocupación, en la agenda del diálogo social

P. G. ·30/11/2008 - 20:36h

Durante casi veinte años, las políticas de ocupación estuvieron gestionadas en exclusiva por el Instituto Nacional de Empleo. Empresarios y trabajadores pasaban obligatoriamente por el Inem para cruzar oferta y demanda. La primera gran reforma en materia de intermediación laboral se produjo en 1994, cuando se abrió la puerta a las agencias de colocación privadas y se autorizaron las Empresas de Trabajo Temporal.

El mapa cambió en 1998, cuando se completó el traspaso a las comunidades autónomas de las políticas activas en el mercado laboral (intermediación en la contratación y medidas de fomento del empleo).

Las autonomías desarrollaron sus propios servicios públicos de empleo (salvo el País Vasco, que todavía reclama al Gobierno estas competencias), y el Inem quedó, básicamente, como el ente gestor de las prestaciones por desempleo.

Toca ahora una nueva reforma. En la agenda del diálogo social para esta legislatura figura como uno de los asuntos destacados. El objetivo es lograr una mayor coordinación entre los servicios de empleo de las autonomías y el estatal, y buscar fórmulas para facilitar el reciclaje profesional y la recolocación de los parados. Sobre todo ahora, en una coyuntura adversa, con un desempleo galopante.

Un modelo

En esta reforma, la referencia es el modelo del Principado de Asturias. Los responsables del Gobierno asturiano destacan los resultados obtenidos en un territorio golpeado con dureza por la reconversión de los años ochenta y noventa. En los últimos diez años, el Principado ha creado más de 100.000 empleos, sobre todo de mano de obra cualificada, con muchos titulados superiores.

Gran parte del éxito del modelo asturiano se basa en la utilización de las nuevas tecnologías. El Servicio Público de Empleo asturiano fue el primero, en 2003, en poner Internet en las oficinas para uso de los desempleados.

“Todo está disponible a través de la Red: la relación con las empresas es toda por Internet; en nuestro portal [www.trabajastur.com] se pueden consultar ofertas de trabajo, de cursos; se puede hacer y guardar un currículo; pedir cita con un orientador; consultar los perfiles de las profesiones y sus fichas descriptivas; sellar la tarjeta del paro...”, destacan fuentes del Principado.

La filosofía es, según estas fuentes, “salirse de estar en medio de las empresas y los desempleados y facilitar que ellos se encuentren de forma rápida”. “Lo más singular es que todo lo hacen los mismos funcionarios que antes eran del Inem, que hace ocho años no usaban Word ni tenían e-mail”, destacan.

Los analistas ven 150.000 parados más en noviembre

La escalada de las cifras del desempleo continuará de manera intensa hasta finalizar el año, según las previsiones que manejan los analistas. Mañana se conocen las cifras del paro correspondientes al mes de noviembre. El Servicio de Estudios del BBVA calcula que se habrá producido un aumento de 150.000 personas. El total de parados rozaría así la cifra de tres millones.

Esta barrera se superaría, según los expertos del banco, en diciembre, cuando se repetiría otro aumento de 150.000 personas sin trabajo. Si se confirman estas previsiones, el año 2008 quedaría como el peor en la historia de las estadísticas del paro registrado, con un aumento en el número de demandantes de empleo de casi un millón de personas.