Domingo, 30 de Noviembre de 2008

El Tau, imparable en Valencia, sigue líder por delante de Unicaja y Kalise

EFE ·30/11/2008 - 17:34h

EFE - El jugador del Pamesa Valencia Vule Avdalovic (i) lucha por el balón con Sergi Vidal, del Tau Cerámica, durante el partido correspondiente a la úndecima jornada de la Liga ACB que ambos equipos disputaron en el pabellón de la Fuente de San Luis de Valencia.

La Liga ACB supera el primer tercio de la temporada en un auténtico hervidero de aspirantes, prórrogas y habituada a marcadores por encima de los cien puntos, con el Tau Vitoria y el Unicaja empatados en cabeza (nueve victorias), el Kalise Gran Canaria al acecho (tercero con ocho), el Barca en el rebufo (cuarto con siete) y el Real Madrid en pleno acercamiento a la zona noble (quinto con seis).

El serbio Igor Rakocevic -veintidós puntos-, el hispano-brasileño Tiago Splitter -veinte, siete rebotes y cinco recuperaciones- y el estadounidense Pete Mickael -dieciséis y cinco rechaces- lanzaron a un Tau imparable en la pista del Pamesa Valencia (73-91). El Pamesa, que cometió veintidós pérdidas de balón, tuvo que conformarse con el debut de Matt Nielsen -cuatro puntos y cinco rebotes en once minutos-.

El Unicaja sufrió más para ganar al MMT Estudiantes a domicilio (78-82). Un triple del checo Jiri Welsch a falta de 39 segundos puso a los malagueños, que sólo habían tenido tres ventajas en todo el choque (0-2, 2-4 y 43-45), por delante para rematar la faena en una jugada discutida, ya que el británico Robert Archibald cortó un ataque vital para los colegiales, con el marcador en 78-80, con el pie.

El subsiguiente contragolpe puso el definitivo 78-82 en el tanteador con una bandeja del estadounidense con pasaporte montenegrino Omar Cook.

Y si el Unicaja tuvo que sufrir, el Kalise Gran Canaria no le fue a la zaga. Los insulares necesitaron dos prórrogas para tumbar al colista, el Cajasol, con un marcador por encima de los cien tantos (104-92), en el debut de Pedro Martínez al frente del banquillo sevillano. Un triple del estadounidense-georgiano Melvin Sanders a dos segundos del final del cuarto tramo fue equilibrado gracias a una cesta imposible del norteamericano Tyrone Ellis (80-80)

La presión también acompañó al Barcelona, que se encontró con un rocoso CB Granada y temió por otra campanada visitante en el Palau Blaugrana. Veintisiete puntos del búlgaro Filip Videnov, así como la consistencia del estadounidense Curtis Borchardt -doce puntos y catorce rebotes-, expusieron al Barca, que resolvió la cuestión por la eficacia de Roger Grimau y Juan Carlos Navarro en los momentos calientes (86-82).

El Real Madrid, por su parte, se ha situado en la frontera de la enconada lucha de la cabeza. Con la inercia de la primera victoria de la temporada a domicilio en la Euroliga, ante el Efes Pilsen turco, en Estambul, celebró con una importante victoria el regreso a la pista del CAI Zaragoza tras la larga ausencia de los maños en la elite (79-90).

Los blancos se consolidan en buen momento porque la Liga no da respiro. El Alta Gestión Fuenlabrada, asolado por una epidemia de gripe -cinco jugadores afectados-, endosó 108 puntos al Bruesa GBC (108-75) con un 81 por ciento de acierto en tiros de dos, un 65 en triples, otra demostración del alasqueño Brad Oleson -veintisiete puntos- y Saúl Blanco perfecto: veintiún tantos con un cien por cien de acierto.