Sábado, 29 de Noviembre de 2008

Habitat protagoniza la segunda mayor suspensión de pagos

El juez investigará la responsabilidad civil del presidente en la situación de la promotora

S. R. A. / V. Z. / A. R. ·29/11/2008 - 15:48h

Muchos apostaban que Habitat suspendería pagos antes de Navidad y ayer la inmobiliaria que controla Bruno Figueras les dio la razón. La empresa catalana solicitó ayer en los juzgados de lo Mercantil de Barcelona el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) voluntario, lo que supone el segundo mayor en la historia empresarial española tras el de Martinsa Fadesa, admitido en julio.

Habitat acumula una deuda de más de 2.400 millones, de los que debe más de 2.000 millones a unas 40 entidades, encabezadas por la gran banca: La Caixa, Caja Madrid, Santander, BBVA y Popular. Ahora, se abre una etapa de incertidumbre sobre si la empresa saldrá o no adelante para los aproximadamente 140 empleados que tiene la compañía (incluidos los de Don Piso) y que en mayo pasaron por un recorte de plantilla de más del 50%.

El proceso arrancará el próximo lunes, cuando el juez encargado del concurso reciba la voluminosa documentación que ha enviado Habitat.

Según fuentes del proceso, uno de los aspectos que investigará el magistrado durante el complejo procedimiento es la responsabilidad civil del presidente, Bruno Figueras, como principal accionista y administrador de Habitat. Si se demuestra que ha habido perjuicio para la situación de la empresa, el juez puede decretar el embargo de los bienes de los gestores de la inmobiliaria.

El bufete Uría & Menéndez, rival de Emilio Cuatrecasas, uno de los accionistas de Habitat, ha sido contratado por la promotora para el concurso.

Riesgo para Ferrovial

La constructora Ferrovial, de la familia Del Pino, afronta un riesgo en este proceso, porque fue ella la que vendió su filial inmobiliaria a Habitat (a cambio se quedó con el 20% de ésta) en diciembre de 2006. Habitat pagó 2.200 millones y luego no ha podido afrontar la deuda, pese a que la banca le permitió en febrero pagar sólo intereses de los 1.786 millones de un crédito.

Ahora, la ley permite que los administradores concursales
pidan deshacer las operaciones realizadas en los dos años anteriores que hayan perjudicado tanto a la empresa como para llevarla a concurso. Esto supone que se podría solicitar devolver la filial a Ferrovial. La cotización de la constructora cayó ayer en bolsa un 5,7%.

Con el concurso de Habitat, los declarados por inmobiliarias y constructoras desde el de Llanera hace un año, arrastran una deuda de más de 10.000 millones. Los trámites son largos, pero Habitat confía en firmar un convenio para pagar parte de lo debido “pasado el verano”.

Noticias Relacionadas