Archivo de Público
Viernes, 16 de Noviembre de 2007

Bush asegura que las conversaciones con Corea del Norte han dado resultados tangibles

EFE ·16/11/2007 - 21:01h

EFE - El Primer Ministro japonés, Yasuo Fukuda (i) estrecha las manos al Presidente de los Estados Unidos, George Bush, en el Despacho Oval de la Casa Blanca.

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, dijo hoy que las conversaciones con Corea del Norte han dado "resultados tangibles" y advirtió hoy que "debe aumentar y se acentuará" la presión internacional contra Irán en caso de que Teherán siga adelante con su planes nucleares.

En una conferencia de prensa conjunta entre Bush y el primer ministro japonés, Yasuo Fukuda, que se encuentra de visita oficial en EE.UU., Bush reiteró la necesidad de que Irán abandone sus proyectos atómicos.

"Estamos de acuerdo en que salvo que Irán se comprometa a suspender el enriquecimiento (de uranio), la presión internacional debe aumentar y se acentuará".

Esta es la primera vez que el primer ministro nipón, que calificó el encuentro con Bush de "sustancial", visita Estados Unidos desde su llegada a la jefatura del Gobierno en septiembre.

En relación a las conversaciones a seis bandas (las dos Coreas, EE.UU., Rusia, Japón y China) con Corea del Norte subrayó que pese a que hay "resultados tangibles" queda aún mucho trabajo por delante para lograr una península coreana libre de armas nucleares.

Entre las tareas que quedan por resolver, el presidente estadounidense aludió a la declaración completa que debe hacer Pyongyang de sus programas nucleares y la proliferación de actividades para finales de año.

A su vez, Bush se refirió al problema de los ciudadanos japoneses secuestrados por Corea del Norte y aseguró ser consciente de la importancia de este tema para los japoneses.

"Entiendo la importancia de este asunto y no olvidaremos a los secuestrados y su familias", dijo Bush.

La liberación de los ciudadanos japoneses que Corea del Norte secuestró entre los años 70 y 80 para emplearlos en su estrategia de espionaje es uno de los asuntos más importantes de la agenda exterior japonesa.

Por su parte, Fukuda dijo, según la traducción oficial de sus palabras, que ambos mandatarios se habían mostrado de acuerdo en que los dos países "deben mantener una coordinación cercana" en el tema de Corea del Norte para que logren un "abandono completo de sus armas y programas nucleares a través de las conversaciones a seis bandas".

Bush también se refirió a la orden dada hace dos semanas por el Gobierno nipón de que regresaran a casa los buques que daban apoyo en el Océano Índico a la misión de EE.UU. en Afganistán a causa de la presión de la oposición, que controla la Cámara Alta japonesa desde el pasado mes de julio.

"He comunicado al presidente estadounidense que haré todo lo posible para lograr que se reanuden las actividades", prometió Fukuda a Bush.

Ni Bush ni Fukuda aceptaron preguntas de los periodistas tras sus declaraciones.

En tono de broma, Bush le indicó al primer ministro japonés que esperaba que en la comida que ambos iban a mantener, posteriormente, se le sirviera a Fukuda "buena carne de ternera estadounidense, lo que es una buena manera de sacar el tema".

Actualmente están suspendidas las importaciones de carne de ternera desde EE.UU.

"Esperamos tener el mercado nipón completamente abierto a la ternera estadounidense y su productos derivados, en línea con las directrices internacionales", dijo Bush.