Viernes, 28 de Noviembre de 2008

Los lácteos fortalecen los huesos de los niños: estudio

Reuters ·28/11/2008 - 17:32h

Comer mucha cantidad de productos lácteos, carne y otros alimentos ricos en proteína durante la niñez fortalece y mejora la salud de los huesos en la adolescencia, indicó un estudio.

Varones y mujeres adolescentes que habían comido por lo menos dos porciones de lácteos por día durante la niñez tenían huesos más densos en la adolescencia que los que habían comido menos porciones, halló el equipo dirigido por la doctora Lynn L. Moore, de la Escuela de Medicina de la Boston University.

Según el artículo publicado en Journal of Pediatrics, consumir cuatro o más porciones de carne u otra fuente de proteína también potenció la densidad ósea.

El equipo señaló que los estudios sobre los efectos de los lácteos o de los suplementos de calcio en la salud ósea dieron resultados contradictorios.

Dado que la mayoría de esas investigaciones duró relativamente poco tiempo (uno o dos años), los autores opinan que la "mejor evidencia disponible" sobre los beneficios de los lácteos a largo plazo derivará del seguimiento de la alimentación de los niños durante años.

El equipo analizó datos de 106 niños que participaron en el estudio de Framingham y a los que se controló desde 1987, cuando tenían entre 3 y 5 años, hasta 1999.

Durante el estudio, se obtuvieron varios registros alimentarios de tres días y a los participantes se les hizo un estudio óseo cuando tenían entre 15 y 17 años.

Los participantes que habían consumido dos o más porciones de lácteos por día en su niñez tenían un contenido mineral óseo, un área ósea y una densidad mineral ósea mayor que los que menos comían.

Los que habían comido cuatro o más porciones de carne u otra fuente de proteína también tenía huesos más densos.

Los lácteos y las proteínas tuvieron un efecto aditivo: los niños que más consumían esos alimentos tenían huesos más densos y largos que los que menos consumían.

Los beneficios se comprobaron en varias áreas del cuerpo a través de un aumento del contenido mineral óseo en los brazos, las piernas, el tronco, las costillas y la pelvis.

"El estudio confirma la importancia de una dieta rica en lácteos y otras fuentes de proteína para la masa ósea adolescente", concluyó el equipo.

FUENTE: Journal of Pediatrics, noviembre del 2008