Viernes, 28 de Noviembre de 2008

Holanda prohíbe la venta de hongos "mágicos" alucinógenos

Reuters ·28/11/2008 - 15:17h

Por Catherine Hornby

Holanda prohibirá la venta y cultivo de todo tipo de hongos "mágicos" alucinógenos desde la semana que viene, en lo que es el último paso del país europeo por limpiar su imagen de lugar en el que "todo vale".

El Gobierno holandés propuso la prohibición en abril, mencionando los efectos de conducta peligrosos de los hongos mágicos, después de la muerte de una adolescente francesa que saltó desde un puente en Amsterdam en el 2007 tras consumir la planta alucinógena.

"El uso de hongos mágicos tiene efectos alucinógenos. Está comprobado que esto puede conducir a conductas impredecibles y, por lo tanto, riesgosas", señaló el Ministerio de Salud en un comunicado.

El viernes un tribunal de La Haya rechazó un reclamo para frenar la prohibición que entrará en vigencia el lunes.

Desde el 1 de diciembre, la producción o venta de hongos mágicos frescos podría conducir a una sentencia máxima de cuatro años de cárcel, informó el viernes un portavoz del Ministerio de Justicia holandés.

"Estamos apuntando a los cultivadores y a los comercios que venden los hongos", indicó el portavoz.

El ingrediente activo de los hongos mágicos es la psilocibina. Sus efectos duran hasta seis horas y pueden incluir náuseas, vómitos, debilidad muscular y sopor en los primeros momentos posteriores a su consumo.

Las consecuencias psicológicas del uso de la psilocibina incluyen alucinaciones e incapacidad para discernir entre la fantasía y la realidad.

También se producen reacciones y psicosis, particularmente si el usuario consume una dosis amplia, según el Centro Nacional de Inteligencia Farmacológica del Departamento de Justicia.

Algunos defensores de los hongos mágicos aseguran que su uso los ayuda espiritualmente, para el autoconocimiento y la meditación.

La venta de hongos mágicos secos ya es ilegal en Holanda y acarrea una pena máxima de ocho años de cárcel, señaló el Ministerio de Justicia, pero desde la próxima semana la nueva prohibición se aplicará sobre los hongos frescos.

Las estadísticas de los servicios de emergencia de Amsterdam muestran que hubo 55 llamados por incidentes relacionados con estos hongos en el 2004, una cifra que en el 2006 aumentó más de dos veces, hasta llegar a 128. La mayoría de los jóvenes involucrados provienen de Gran Bretaña.

En los últimos años, Holanda, considerada por muchos la meca de la droga y el sexo, ha eliminado algunas prácticas anteriormente tolerantes y ha ajustado las leyes sobre consumo de drogas y prostitución.

Varios burdeles y clubes sexuales fueron clausurados en el 2008 y alcaldes planean cerrar las cafeterías que venden marihuana cerca de las escuelas, mientras que también se prohibió el consumo de alcohol y tabaco en los bares.