Jueves, 27 de Noviembre de 2008

Zapatero: "Me preocupan los 20.000 empleos de Sacyr"

Para Blesa, de Caja Madrid, no hay alternativas a la entrada de Lukoil en Repsol

P. GONZÁLEZ / A. M. VÉLEZ ·27/11/2008 - 22:38h

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha recurrido a otro argumento para no oponerse a la entrada de la petrolera rusa Lukoil en Repsol. “Sacyr tiene 20.000 empleados. Y parece que a usted no le preocupan. A mí sí me preocupan”, le ha espetado en el Congreso al líder del PP, Mariano Rajoy. Éste ha anunciado que va a pedir una comisión de investigación sobre el asunto.

Zapatero asegura que el Gobierno se dedica a “defender y apoyar” a Repsol, como con “toda empresa española”. Y reprocha al PP las críticas a las gestiones que el Ejecutivo ha hecho en favor de la petrolera “en Bolivia, en Ecuador, en Venezuela”, donde extrae crudo.

“Objetivamente, es un tema de naturaleza empresarial. El tiempo va a dejar las cosas claras”, ha dicho Zapatero, que ha criticado a quienes ven en Rusia “una obsesión”. Y ha recordado que un 23% del petróleo que consume España es ruso. “Tenga toda la tranquilidad: nuestros intereses estratégicos están a salvo. No hay caso”, concluyó.

El futuro de Sacyr 

Mientras, las posibilidades para rescatar a Sacyr del lío en que se metió al entrar en Repsol se estrechan por momentos. Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, ha dicho que Lukoil es la única opción que hay y apunta que ninguna de las otras alternativas que se barajan (se ha hablado de Total, ENI y Shell) “tiene peso”.

Las posibilidades de rescatar Sacyr se estrechan por momentos 

Su declaración es reveladora, porque los casi 50 bancos acreedores de Sacyr tienen acceso al proceso de venta de la participación de la constructora en Repsol (20%), al que está ligada la venta de casi todo el paquete de La Caixa (12%).

Descartada la intervención del Gobierno a través de la Sepi, se han barajado dos opciones ante la desesperada situación de Sacyr, siempre que la constructora no cierre la venta de su filial de concesiones, Itínere: la primera opción es la entrada de Lukoil (quiere comprar hasta un 29,9%).

La segunda, que se queden con la participación de la constructora los bancos, que fueron los que le concedieron el crédito con el que entró en la petrolera. Según Blesa, esta segunda posibilidad corresponde a “conjeturas”. “Tendremos que ir todos [los bancos] de acuerdo”, ha dicho. Al ex presidente catalán Jordi Pujol la opción Lukoil le da “un poco de miedo”. El conseller de Innovación de Catalunya, Josep Huguet, cuestiona la posible entrada de Lukoil por el riesgo de que caiga en manos “totalitarias”, informa G. Ayuso.