Archivo de Público
Viernes, 16 de Noviembre de 2007

El PSOE ataca "la soberbia" del PP

G. LÓPEZ ALBA ·16/11/2007 - 19:21h

José Luis Rodríguez Zapatero pone este fin de semana el broche a la primera fase de su campaña electoral: el balance de gestión. El domingo de la próxima semana protagonizará el lanzamiento de la segunda fase en un acto en Fuenlabrada (Madrid), donde se celebrará su proclamación formal como candidato presidencial y enunciará las líneas maestras del proyecto para "la segunda etapa del cambio" con el que optará en marzo a la reelección.


Zapatero subrayará hoy ante el Comité Federal del PSOE que el Gobierno "ha cumplido con creces" los compromisos del programa electoral de 2004, culminando así una "primera etapa del cambio". Esta será su tarjeta de presentación para proponer a los electores un "nuevo contrato" programático.


El líder socialista emplazará hoy a su partido a volcarse, "sin escatimar un solo esfuerzo", en elaborar "el mejor programa electoral" con "los más ambiciosos objetivos", según apunta la resolución política preparada para la reunión.


En este documento, en el que se hace un balance de gestión exento de autocrítica, se subraya que "si hay algo que no ha cambiado en España en estos tres años y siete meses es el PP". "Parece evidente que la soberbia que un día castigaron los ciudadanos aún no ha desaparecido de ese partido", se destaca.


Para la dirección socialista, "el PP y su líder han situado su ambición electoral y personal por encima del interés general", de manera especial en la lucha contra ETA. "El PP ha convertido el terrorismo en un elemento de confrontación permanente, a través de una estrategia perfectamente diseñada para dividir a la sociedad", dice el documento.


La resolución ratifica la doctrina de que "ETA debe tener claro que el único camino es su desaparición y que los demócratas no vamos a dar ni un paso atrás para conseguir la derrota definitiva del terrorismo".


También aborda la sentencia sobre el 11-M para reivindicar que con ella se ha establecido "la única verdad válida en una democracia" y reprochar al PP que haya incurrido en "un ejercicio de irresponsabilidad infinita hacia las víctimas, la sociedad, las Fuerzas de Seguridad, los jueces y el Estado de Derecho en su conjunto".