Viernes, 16 de Noviembre de 2007

La ONU cierra el informe que determinará la estrategia tras Kioto

EFE ·16/11/2007 - 13:49h

EFE - Un visitante de la Ciudad de las Artes y las Ciencias comprueba la temperatura de una olla que se calienta con energía solar en el bar ecológico que Greenpeace ha instalado esta semana junto al Museo de las Ciencias, con motivo de la reunión del Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU.

El Grupo Intergubernamental de expertos en Cambio Climático de la ONU (IPCC, en sus siglas en inglés) cerrará hoy el informe que constatará las evidencias científicas relativas a este fenómeno global que son asumidas por unanimidad por toda la comunidad internacional.

Tras las negociaciones que se han prolongado durante toda la noche, las delegaciones de casi 150 países reunidas en Valencia desde el pasado lunes han conseguido consensuar el texto que enviarán a los responsables políticos para que sirva de referente en sus planificaciones estratégicas.

Ese documento dirigido a los responsables políticos se completará con otro, más amplio y técnico, que recogerá las evidencias científicas del cambio climático que pueden ser asumidas de forma unánime por toda la comunidad internacional.

Este informe será la base científica sobre la que se basarán además las próximas negociaciones multinacionales para fijar los compromisos que se deberán asumir tras el año 2012, cuando finaliza la aplicación del Protocolo de Kioto de lucha contra el cambio climático.

Dirigentes ecologistas han expresado ya su satisfacción tras conocer que se ha consensuado ya un texto y que éste "no descafeína" los informes anteriores de este organismo, ya que una de sus principales preocupaciones era que se aprobara un documento menos contundente sobre las evidencias científicas y los efectos del cambio climático para que pudiera ser asumido por todos los países de forma unánime.

El hermetismo en torno al contenido de ese acuerdo es todavía absoluto, ya que una de las normas básicas de funcionamiento del IPCC es la de la confidencialidad hasta que los textos no han sido aprobados en el plenario.

La reunión del plenario del IPCC no concluirá hasta que las delegaciones de los casi 150 países participantes aprueben los documentos por unanimidad, por lo que las negociaciones continuarán previsiblemente durante toda noche, según fuentes de la delegación española.

Para informar del acuerdo y del contenido del informe del IPCC comparecerán mañana ante la prensa el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el presidente del IPCC, Rajendra Pachauri; y el secretario ejecutivo de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, Yvo de Boer.

Las mismas fuentes han incidido en la importancia de que la comunidad internacional cuente con un informe sobre cambio climático que sea "el mínimo común denominador" asumido por todos los gobiernos y que recopile "la mejor ciencia" en esta materia.

Observaron además que el informe de Valencia estará dirigido a los responsables políticos, por lo que será durante los próximos años el referente científico para implementar las políticas locales de cada país.

Mientras las delegaciones gubernamentales apuran las negociaciones en el plenario para conseguir un texto asumido por todos los países, las organizaciones ecologistas han intensificado su actividad en Valencia para concienciar a los ciudadanos sobre los efectos del cambio climático.

La organización ecologista WWF reunió por videoconferencia a personas de varias partes del mundo que están sufriendo ya las consecuencias del cambio climático, que describieron los cambios que han observado durante las últimas décadas, y contactó también con científicos que corroboraron con datos sus testimonios.

El documento que se hará público mañana completará el cuarto informe del IPCC, un organismo que se creó en 1988 por iniciativa de la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y que ha sido este año galardonado con el Premio Nobel de la Paz.